Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$ 89,90
 
 
espacioliving.com

6 Iniciativas para una ciudad sustentable

Hay un bienvenido movimiento hacia el cuidado de la naturaleza y el deseo de tenerla cada vez más cerca en la ciudad. Te presentamos algunos de los proyectos que lo impulsan para que puedas conocerlos, inspirarte y sumarte.

Por Paula Alvarado y Daniel Karp | Para Living

Más allá de los límites

Las terrazas verdes han ido creciendo en cantidad y calidad. En Buenos Aires, una de las más impresionantes y celebradas –por tratarse de una institución educativa– corresponde a la Universidad Torcuato Di Tella, inaugurada este año como parte de la ampliación del Campus Alcorta, en Belgrano.

 
Vista aérea del impresionante techo verde.  Foto: Living  / Rodriguez Mansilla

La estructura metálica con cerramientos vidriados diseñada por RDR Arquitectos, el estudio del suizo Jacques Richter y el argentino Ignacio Dahl Rocha, tiene un sistema de riego que aprovecha el agua de los equipos de aire acondicionado. Sus 1970m2 incluyen anfiteatro, sectores para las actividades de los estudiantes y espectaculares vistas.

 
Pasto, diversas especies de plantas y hasta árboles fueron incluidos en esta terraza.  Foto: Living  / Rodriguez Mansilla

Para aplaudir y emular.

Bellamente positivos

 
En el local ubicado sobre Libertador, todo un mural de plantas.  Foto: Living  / Daniel Karp

Ahorran agua, absorben polvo y gases nocivos, oxigenan, son aislantes... y son hermosos. Pionero local, el directivo de Arredo Agustín Sasson se inspiró en los escritos del arquitecto austríaco Friedensreich Hundertwasser (que desarrolló su obra en contra de los espacios “inhumanos” que nos alejan del medio ambiente) para hacer fachadas verdes en todas sus tiendas.

 
Opciones ideales para tener plantas aromáticas, hortícolas u ornamentales en casa.  Foto: Living  / Arredo

Ahora, la marca amplía su compromiso poniendo a la venta tres modelos de jardines verticales para exterior e interior. Nosotros elegimos mostrarles hoy el ‘Jardín esquinero’ y el ‘Jardín vertical’. El primero se trata de un módulo triple que permite crear conexiones de 90°, mientras que el segundo es un sistema modular -autoportable y autodrenante- que se puede usar para interiores o exteriores (dependiendo las plantas elegidas).

Además de estos modelos, ¡hay mucho material verde para ver en las sucursales de Av. Medrano 555, Elcano 3367, av. Santa Fe 3054 y av. Santa Fe 2087 (Martínez)!

Arte para la Biodiversidad

 
La nueva sede está ubicada en la vieja confitería El Águila, dentro del antiguo zoológico porteño.  Foto: Living  / Daniel Karp

El Museo de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (MUNTREF) sumó desde septiembre el Centro de Arte Contemporáneo para la Biodiversidad.

Como actividad inaugural, las muestras de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur (Bienalsur) explorarán paisajes de Buenos Aires, Patagonia, los Andes y el Amazonas, y formas de interacción entre hombre y naturaleza.

El parque en la oficina

Creado por una asociación entre el estudio inglés Foster + Partners, BBRCH-Minond y la constructora CRIBA, la sede central del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires muestra un diseño en sintonía con el entorno y estrategias de eficiencia energética de avanzada que se conjugaron para crear nuevas posibilidades de trabajo en contacto con el exterior.

 
Con 38 mil metros cuadrados, el edificio tiene 400 cocheras, comedor para todo el personal, gimnasio y SUM.  Foto: Living  / Daniel Karp

Teniendo en cuenta que la premisa era concretar un proyecto sustentable y de gran eficiencia energética, el primer desafío fue definir cómo paliar el sol llano de Buenos Aires perdiendo la menor cantidad de luz natural posible. La respuesta se convirtió en el gesto principal del diseño: una cubierta que se proyecta a modo de alero, invitando el parque al interior (o a los trabajadores al exterior).

En paralelo, se diseñó un innovador sistema de ventilación que combina desplazamiento de aire y vigas frías. Por un lado, ventiladores de extracción en puntos estratégicos (patios internos, por ejemplo) envían aire exterior, más fresco que el interior, a un equipo en el sótano que lo mezcla, lo filtra y vuelve a circularlo a través de rejillas circulares ubicadas en los pisos. Cuando el aire toma temperatura y sube, entra en contacto con las “vigas frías”: cañerías por las que circula agua fría ubicadas detrás de plafones, que vuelven a refrescarlo para que descienda. Al tardar más que otros materiales en tomar calor, el hormigón también contribuye a controlar la temperatura, y todo permite que el edificio no necesite aire acondicionado entre seis y ocho meses al año, lo que hace que consuma de 30 a 40% menos energía que uno tradicional.

A la vanguardia

 
Esta sede es una de las primeras obras que se comenzaron en el Distrito Tecnológico.  Foto: Living  / Daniel Karp

La edificación cuenta con los siguientes rasgos destacables:

El calado en los tableros de madera de las cajas de los ascensores, las pequeñas perforaciones en los plafones de aluminio de los portantes de luminarias y las acanaladuras de la cubierta de hormigón visto son intervenciones que mejoran la acústica al disminuir el eco.

Tanto el agua de lluvia como las aguas grises de lavatorios se colecta en tanques. En el primer caso, se usan para riego; en el segundo, se aprovechan para las descargas de baños y como reserva contra incendios.

La iluminación se trabajó en colaboración con Eli Sirlin. Las grandes luminarias circulares fueron diseñadas por el equipo de Foster + Partners junto a ella y materializadas por Philips. Por un tema de costos al momento de su realización, funcionan con fluorescentes compactas.

El color de las alzadas de escritorios (que cambia en cada piso) es el único toque vibrante del interiorismo. “La paleta del edificio es muy equilibrada, neutra, porque queríamos destacar el color del parque y no de la arquitectura, pero el mobiliario levanta eso para que no sea monótono, para darle vida”, explica Juan Frigerio, arquitecto asociado de Foster + Partners.

El edificio queda en Uspallata 3150, Parque Patricios y recibe visitas. Para consultas, escribir a: visitasguiadas_entur@buenosaires.gob.ar.

Paisaje móvil

 
Una forma de darle vida y aire más rico a los ambientes.  Foto: Living  / Greentec

En épocas de espacios laborales flexibles, el biombo vegetal ‘Live Divider’ llega como una alternativa relajante, amigable y fresca para reemplazar separadores anodinos. Esta estructura autoportante de 1,80x1,2x0,3m está armada con el sistema de módulos de jardín vertical de la firma holandesa Mobilane. Cada uno es un minijardín vertical para nueve plantas, de encastre perfecto y un plástico expandido tan liviano que hace muy fácil instalarlos o renovar las especies.

Mención aparte para su sistema cerrado de riego: sólo hace falta llenar su reservorio una vez por mes, sin necesidad de suministro eléctrico ni toma de agua a sus pies. Con garantía internacional, se consigue en blanco y acero. Más datos y puntos de venta en Greentec.

Renovar la energía

A medida que la tecnología se vuelve accesible y el costo de los servicios aumenta, la energía renovable se convierte en una alternativa a considerar. Diego Musolino, cofundador de Fundación Energizar, nos comenta en las líneas que siguen los recursos que ofrecen para ayudar a dueños de casa y profesionales a dar los primeros pasos.

 
Paneles solares, una opción para generar energía limpia.  Foto: Living  / Daniel Karp

¿Por dónde se empieza?

Primero hay que analizar la reducción del consumo. ¿Se puede aprovechar la luz natural, cambiar la iluminación a led, reemplazar el aire acondicionado por uno de clasificación energética “A” o trabajar con aislantes térmicos?

Luego hay que considerar la disponibilidad de los recursos: horas de sol que llegan al techo y árboles o edificios que la bloquen, los vientos de la zona. Tecnologías como el panel solar, un aerogenerador o la turbina hidroeléctrica no se eligen al azar. Finalmente, un profesional calcula el dimensionamiento del equipamiento necesario. Como la tecnología es escalable, los proyectos pueden empezar cubriendo una parte del consumo e ir ampliando el alcance.

¿Qué temas se tocan en sus cursos?

Enseñamos a conocer qué proyectos son factibles y cuáles no, y brindamos una herramienta para calcular los equipos necesarios. Tenemos cursos de generación con paneles fotovoltaicos, de agua caliente con termotanques solares, electricidad a partir de aerogeneradores, y estrategias de arquitectura sustentable para uso eficiente de energía.

¿Qué otras actividades hacen?

Junto con empresas llevamos energía solar a escuelas rurales. Eso les permite dejar de depender del grupo electrógeno a nafta, y destinar sus recursos a otras prioridades.

También tenemos un programa de voluntariado para sumarse y contribuir a masificar las energías renovables en el país.

Durante octubre y noviembre se dictan cursos presenciales y a distancia (desde $2.600).

¿Qué te parecieron estas propuestas?.

LAS
+
VISTAS