Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$79,90
 
 
espacioliving.com
  |  

El despeje del primer piso permite que ahora se use para agasajar a espectadores con una copa en intervalos, aprovechando balcones y ventanales.  Foto: Living  / Magalí Saberian

Conquista de lo posible: El nuevo Teatro Coliseo

La actriz, productora y licenciada en Letras italiana Elisabetta Riva impulsó y llevó a buen puerto una tarea casi titánica: la remodelación arquitectónica y artística del Teatro Coliseo, que hoy se abre a Buenos Aires como una joya racionalista.

Por Paula Alvarado y Magalí Saberian | Para Living

¿Cómo se dio el proyecto?

Entré invitada por la Embajada de Italia a ser parte del Consejo de la Fundación Cultural Coliseum, que está a cargo de la gestión del teatro. Desde un principio sentí que para lograr una mejora cuantitativa y cualitativa de lo artístico, había que hacer una refacción, y sabía que podíamos conseguir fondos con la Ley de Mecenazgo.

Había informes sobre las mejoras que se necesitaban, pero poca atención puesta en el sistema operativo del escenario. El arquitecto Alfio Sambataro nos ayudó a armar un diagnóstico y sugirió etapas. Y para el frente, mirando fotos del pasado, con Giuseppe Caruso decidimos volver a los años 60, la época de inauguración del teatro.

 
Elisabetta Riva, directora general del Teatro y quien impulsó el proyecto de remodelación.  Foto: Living  / Magalí Saberian
 
En el foyer se eliminó la moquette y se restauraron revestimientos de madera y venecitas.  Foto: Living  / Magalí Saberian
 
La caja escénica se actualizó con un sistema para permitir el montaje de obras de gran envergadura. También se instaló una nueva cámara acústica.  Foto: Living  / Magalí Saberian

¿Está conforme con la programación actual?

Nuova Harmonia es nuestra producción propia, un ciclo con 30 años y 1000 abonados. Tratando de conservar ese público mientras nos abríamos a nuevos contenidos, incorporamos ballet y ópera. Tenemos asociaciones con productores, programamos jazz y rock. El teatro en sus líneas tan neutras acompaña, se viste de lo que lo viste el público o la energía del espectáculo que se presenta.

Y me enfoqué en cómo se vive la experiencia sensorial. Estaba la costumbre de no apagar las luces de sala en los conciertos para leer el programa, pero como no sucedía las fui bajando para valorizar el ver al artista, no solo escucharlo. Además, ofrecemos un cóctel en el intervalo, que llamamos “intermezzo gastronómico”.

 
De las etapas y estilos que atravesó el teatro, se decidió llevarlo al racionalismo de los años 60.  Foto: Living  / Magalí Saberian
 
Se lavó la fachada, se eliminaron materiales promocionales de puertas y ventanas, y se reemplazaron por locandinas de acero y una marquesina de LED.  Foto: Living  / Magalí Saberian

¿Qué lugar ocupa un teatro hoy?

Las pantallas permiten la universalización de los contenidos, no las demonizo. Las utilizamos para promocionar, para generar un eco del evento, pero el evento en sí tiene que suceder.

Queremos valorizar la excepcionalidad del espectáculo en vivo, con todo lo que acontece alrededor, que es también la parte social.

Marcelo T. de Alvear 1125, Ciudad de Buenos Aires. www.teatrocoliseo.org.ar.

LAS
+
VISTAS