Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$ 89,90
 
 
espacioliving.com

Dos propuestas para una cocina integrada

En estos espacios, el corazón de la casa se extiende y se unifica con la sala de estar y el comedor

.

En el penthouse de una modernísima torre en Kiev, una cocina de módulos naturales se disuelve imperceptiblemente en el ambiente de diseño vanguardista que la contiene.

El diseño integral de este departamento en la capital de Ucrania estuvo a cargo de la arquitecta Olha Akulova. Para el equipamiento de la cocina, de 24m2, eligió la línea ‘Natural Skin’ de la marca italiana Minacciolo. En la isla central, bacha con doble grifería y anafe eléctrico delante de un extr.    / Gentileza Minacciolo
En el lateral, modular ‘Natural Skin’ con frente de madera termotratada, que aloja con elegante sutileza cajoneras, estantes, cestos y electrodomésticos, ubicados de manera funcional.    / Gentileza Minacciolo
En idénticos materiales se realizó la isla central, que se prolongó con una mesa de madera ‘Stilus’, de la firma alemana Vitamin Design, con múltiples patas punteadas que emulan lápices. ara completar, sillas ‘Real Good’ (Blu Dot) color cobre.    / Gentileza Minacciolo
Sobre la mesa del comedor, lámparas ‘Kvist’, un emblemático diseño de la firma sueca Örsjö. Detrás, un módulo empotrado con frente de madera laqueada en negro, también de la línea Natural Skin de Minacciolo, le aporta impacto y dinamismo al sector.    / Gentileza Minacciolo
El pasillo junto al ventanal se dejó despejado para circular con comodidad pero, sobre todo, para enfatizar las vistas. Como únicos detalles, lámpara ‘Muffin’ de cristal de Bohemia, diseño de la firma checa Brokis, y cómoda enchapada con macetero superior ‘Console Babylone jardinière integrée’, crea.    / Gentileza Minacciolo
Sofás gris topo, una dupla de sillas BKF, mesa baja de madera y columna central que aloja el televisor y divide parcialmente el living del vestidor contiguo.    / Gentileza Minacciolo
 

La segunda propuesta tiene una alta dosis de tecnología, y amalgama eficiencia, comodidad y entretenimiento en un mismo espacio.

“Frente a tanta tecnología en la cocina, el living debía equilibrar con calidez; por eso elegimos hacer una biblioteca que reuniera libros, música, juegos y películas. La idea fue desestructurar la imagen minimalista y dar un clima de reunión y bienvenida”, resume Yankelevich.    / Javier Picerno
En el mueble tipo biblioteca de cedro en color blanco ($45.000, Modo Casa) se colocó un LED de 50” ($14.580, Sharp) y consolas de juegos. “El living es una opción más que complementa la isla, donde también es posible juntarse y cenar”.    / Javier Picerno
La diferencia se concretó con el sofá tipo camastro tapizado en bull ($20.050), dos pufs ($3.500) y la mesa ($6.300, todo de Modo Casa). En las ventanas, cortinas roller (Rielamericano), excepto en las puertas que permiten el paso a la galería, que tienen cortinas de organza de lino ($4.900, Moda Ca.    / Javier Picerno
La cocina tiene un formato rectangular, por eso se dispuso el mueble sobre el perímetro, para aprovechar al máximo la línea que proponía la arquitectura. De estilo contemporáneo, con interiores de melamina, sus puertas en laca blanca brillante no tienen ornamentos ni tiradores.    / Javier Picerno
Esta cocina es multifuncional. Mientras se cocina, los invitados pueden estar en el living disfrutando una picada, jugando un campeonato con la consola o mirando una película”. Junto a la cafetera Nespresso, reloj de pared traído de un viaje.    / Javier Picerno
La antesala de la cocina es amplia, al igual que la doble puerta de acceso. En uno de los extremos, se ubicaron los lugares de guardado verticales. Así, se aprovechó un rincón y se diseñó un mueble con frente calado, puertas con marco de aluminio y vidrio satinado.    / Javier Picerno
En la isla se ubicaron dos cavas ($2.950, Vondom) para tener a mano las botellas que usarán en esa velada. Sobre la plancha de acero, dos campanas de extracción de aire ($1.849, VentiService). En el sector de lavado se colocó una bacha ($2.349, Johnson Acero) con grifería FV ‘Libby’ ($1.579).    / Javier Picerno
). Sobre el mueble perimetral, se colocó un anafe a gas tradicional, que se usa para pequeñas tareas cotidianas. El piso se revistió con baldosas de porcelanato de 1x1m (SBG), mientras que las paredes fueron pintadas con látex para interiores. La idea fue conservar la caja blanca para que no compiti.    / Javier Picerno
Las campanas extractoras poseen artefactos de LED en su interior y así ofrecen una luz puntual ideal para cocinar y luego comer sentados a la barra. Para proteger la plancha de teppanyaki se colocó sobre ella una tapa de lapacho.    / Javier Picerno
 
 
LAS
+
VISTAS