Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$79,90
 
 
espacioliving.com
La fachada vidriada permite ver el largo pasillo hasta la calle, que también aloja muestras y proyecciones: un túnel de sensaciones que nos va poniendo en clima. Las puertas corredizas son de acrílico naranja y violeta, material predilecto en la gama temática. Los tonos alegres también están en los .   Foto: Living  / Daniel Karp
“Cambiamos de cara por lo menos tres veces al año. Nuestros clientes vuelven porque el buen servicio es permanente, pero también porque saben que, cada vez, encontrarán un hotel nuevo” .   Foto: Living  / Daniel Karp
“Como el naranja distingue el branding del Nhow y recorre sus espacios, decidí destacarlo con un contraste en el color lima de las sillas ‘Kat’ que diseñé para Redi”, detalla Karim Rashid. Otros elementos customizados para el espacio son sus lámparas ‘Nafir’ en forma de trompeta (acá con interior do.   Foto: Living  / Daniel Karp
“De lunes a viernes trabajamos sobre todo con clientes corporativos; el fin de semana vienen huéspedes en plan de ocio, pero –por interés o trabajo– todos están conectados de alguna manera con el mundo del diseño y la moda. Durante el Salone, al ser un centro de exposición ineludible, el vínculo con.   Foto: Living  / Daniel Karp
En el comedor, se puede optar por una mesa estándar o las altas con prominentes patas torneadas (Matteo Thun), que se estiran apoyadas contra los espejos. Son las que eligen los grupos de tantas marcas que se hospedan acá durante la feria.   Foto: Living  / Daniel Karp
Originalidad y espíritu lúdico desde temprano, con el desayuno. Y durará hasta entrada la noche, con la reunión alrededor de las barras .   Foto: Living  / Daniel Karp
Aquí, la instalación de ‘Ruedas de bicicleta’, de Francesco Granducato.   Foto: Living  / Daniel Karp
En el corredor de entrada, la demostración de que las sillas ‘Spun’ de Thomas Heatherwick son un trompo para usar.   Foto: Living  / Daniel Karp
Sobre estas líneas, en otro hall de distribución, tótems de cerámica de Matteo Thun frente a un retrato de la serie DV37 de Gian Piero Gasperini.   Foto: Living  / Daniel Karp
Frente a los ascensores del primer piso, esculturas transiluminadas.   Foto: Living  / Daniel Karp
 

Un hotel lleno de sorpresas

El colmo del diseño: pasar la semana de la feria en el hotel Nhow, donde cada objeto es de autor, colorido y juguetón y el arte se manifiesta de las maneras más irreverentes. Y todo en cambio sostenido, para mantenerlo siempre joven, siempre fresco

Por Mariana Kratochwil y Inés Marini | Living

Como la casa de Paola Navone en la nota anterior, Nhow Milano también está en el barrio de Tortona. Si ella remodeló un taller mecánico, acá la transformación a cargo del estudio de Matteo Thun se dio en la antigua fábrica que General Electric tenía en la zona. Ambos casos representan lo que fue un cambio importante en la ciudad. “El hotel abrió en 2006, pero su modo de presentarlo hace que siga pareciendo nuevo. Pocos años atrás abrieron muy cerca de aquí instituciones como el Mudec (Museo de las Culturas), Base y Armani/Silos; así que lo que en su momento pareció una movida audaz, fue acertadísima”, nos explica Elisabetta Scantamburlo, su directora de arte. No son muchos los hoteles que tienen un cargo semejante, pero es una seña particularísima de éste, con una estructura ideal para alojar muestras contemporáneas y convertirlo en punto de visita interesante al margen de cualquier evento atado a lo temporal. “Organizo dos grandes muestras al año, elijo sus temas, los aproximadamente veinte artistas y diseñadores que participarán de cada una y, junto con ellos, las montamos en los espacios comunes, en un relato que se va ampliando y completando al recorrer nuestros cuatro pisos”.

LAS
+
VISTAS