Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$ 89,90
 
 
espacioliving.com
Florence y sus hijos posan en la entrada de la casa.    / Foto: Gentileza Birgitta Wolfgang. Producción Matías Errázuriz
La cara interior de la puerta está pintada de gris oscuro, así como los pisos de roble recuperado. En el hall, dúo de lámparas industriales (Olde Good Things), un viejo mueble comercial (Brooklyn Flea Market) para los zapatos y una fotografía (LIK Gallery) del puente de Brooklyn .    / Foto: Gentileza Birgitta Wolfgang. Producción Matías Errázuriz
Contiguo al estar –con sofá, alfombra (ambos de ABC Carpet & Home) y una mesita traída de Nueva Delhi–, el gran salón con ventanas a la calle tiene un escritorio y sillas de hierro (ambos de Totally Bruce). Junto al piano Yamaha ‘Baby’, obra de Guillaume Paturel.    / Foto: Gentileza Birgitta Wolfgang. Producción Matías Errázuriz
El amoblamiento de cocina fue realizado por la firma italiana Effeti y se complementó con dos líneas de estantes de madera reciclada (The Hudson Company). Focos de filamento y lámparas galponeras (City Foundry) sobre la mesa. Anafe y horno de acero inoxidable.    / Foto: Gentileza Birgitta Wolfgang. Producción Matías Errázuriz
La mesa de comedor es una antigua pieza proveniente de una granja de Kentucky. La acompañan sillas metálicas tipo ‘French garden’ (Holler & Squall). En el detalle, macarrones de Ladurée en platitos vintage (Brooklyn Flea Market). Detrás de los chicos, una antigua lámpara de hierro.    / Foto: Gentileza Birgitta Wolfgang. Producción Matías Errázuriz
Izquierda: el matrimonio trajo la cama de París y le sumó una vieja bandera de su patria (Brooklyn Flea Market). Al pie, un banco de iglesia. Lámpara colgante (Olde Good Things). Sobre la pared pintada en azul marino, estantes a medida con la ecografía de Louis, entre varias fotos enmarcadas.    / Foto: Gentileza Birgitta Wolfgang. Producción Matías Errázuriz
La habitación de Louis, en blanco y azul, tiene un vinilo decorativo y poco más: una cama de hierro (Restoration Hardware) y un artefacto colgante ‘Hektar’ (Ikea). En la chimenea, un espejo y su colección de trofeos de fútbol y béisbol.    / Foto: Gentileza Birgitta Wolfgang. Producción Matías Errázuriz
Contiguos, los cuartos de Blanche y Alice se ambientaron con el mismo estilo. En el primero: cama de hierro ‘Minnen’ y lámpara ‘Lyrik’ de algodón (Ikea). Sobre la alfombra (ABC Carpet & Home), juego de muebles infantiles (Au Nain Bleu, París) y muñeca (Bonpoint). La chimenea se convirtió en bibl.    / Foto: Gentileza Birgitta Wolfgang. Producción Matías Errázuriz
En el baño principal: bacha y amoblamiento de Duravit y grifería y bañera de Da Vinci. .    / Gentileza Birgitta Wolfgang. Producción Matías Errázuriz
 

Una casona francesa en Nueva York

Esta vivienda de 1851 fue restaurada por una familia de París. El resultado: todo el encanto de la buena vida a la francesa desplegado en ambientes despojados, con mucho vintage y un toque industrial.

Forence Mars es la directora gerente de Bonpoint en Estados Unidos, una cadena de ropa infantil, sinónimo de sofisticación, que puede verse en los herederos de las estrellas de Hollywood, tanto como de las familias reales europeas. Ese importante cargo fue lo que hizo que abandonara París para mudarse a Nueva York con su esposo y sus tres hijos. Eligieron Brooklyn Heights, muy cerca de las luces de Manhattan, pero tan tranquilo que a la noche se escuchan las sirenas de los barcos remontando el río. La propiedad es fabulosa: una casona de cuatro pisos que data de 1851 con suficiente espacio para desplegar una parisina versión del sueño americano. Mujer ocupada, sin embargo Florence se encargó ella misma de la remodelación conservando los rasgos más distintivos de la arquitectura (la distribución, el ladrillo visto, las amplias arcadas) y agregando lámparas metálicas, grandes muebles de madera recuperados de granjas y antiguas tiendas y varias tentadoras soluciones de Ikea. Y todo combina gracias a ese inimitable je ne sais quoi que lo tiñe todo de la elegancia más chic.

Texto Lucrecia Álvarez..

LAS
+
VISTAS