Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$ 89,90
 
 
espacioliving.com
Surge de la alzada, pero pareciera que toda la cocina es color salmón. Continúa en un pasillo que causa sensación con lo mínimo: una pared, el cielo raso y spots que tiñen el blanco .    / Gentileza Enrique Menossi
Las espectaculares lámparas traídas de Murano no sólo impusieron su tonalidad en la cocina, también inspiraron la desmesura tropical del jardín. El cerco de cañas pintadas acerca la vegetación integrando el exterior.   Foto: Living  / Daniel Karp
Paneles y cortinas de liencillo incorporan el paisaje con distintos verdes que van virando sutilmente hacia el azul y el cobalto para interactuar con los detalles en bronce .   Foto: Living  / Magalí Saberian
La puerta en amarillo ya hubiera sido un desafío para muchos. ¿Y llevarlo más allá del marco para que respete la proporción del rectángulo celeste y “sostenga” los cuadros? En cada caso, el respaldo es verdadero apoyo de un sueño.    / Gentileza Estudio Masquespacio
Los dorados y amarillos del comedor son un oasis en medio de la oscuridad de la caja industrial. Menos vistosos, pero igualmente efectivos, los peldaños forrados con géneros artesanales mitigan la frialdad de la escalera de hierro.   Foto: Living  / Daniel Karp
Vigas de tronco, marcos de piedra, revoque rústico y hasta un desmesurado elemento taurino: la paleta de púrpuras concilia el escenario regio .    / Eugenia Daneri
 

Decorar con color: un especial de LIVING con muchas ideas inspiradoras

Una edición en la que dejamos de lado la teoría y nos sumergimos en distintas casas "coloreadas" para ver cómo funcionan las paletas en cada lugar, en cada situación

 

Buscando inspirarlos con una nueva edición especial, elegimos como tema el color, que –por supuesto– tiene sus contrastes: enseguida nos atrae, nos da ganas de revolucionar nuestro mundo privado y cambiarlo; y dos minutos después se nos pone difícil, sentimos que se nos viene la teoría encima. Entonces, la pensamos justamente así, sin teorías. Dejamos descansar los latiguillos de que el azul transmite serenidad y el amarillo energía. Porque… ¿qué azul? ¿Qué amarillo? ¿Cuánto? ¿Dónde? Los matices son tantos, dependen de la luz de cada casa, de las superficies en las que se apoyan, de los elementos que los acompañan. Además, sobre todo, el “éxito” de las combinaciones es instintivo, personalísimo. Igual que cuando nos vestimos: hay algo visceral que nos hace amar el turquesa o sentirnos disfrazados si nos ponemos algo naranja, aunque sea un pañuelito.

Entonces, nos concentramos en buscar casas “coloreadas” –de manera original, meditada, audaz– y en ver cómo funcionaban las paletas en ese lugar, en esa situación. Siempre con ánimo de sacudir un poco, claro: vivir con color es mucho más que pintar de rojo una pared. Los invitamos a disfrutar de Living Color. Y a sacar ideas. Hay miles.

A modo de adelanto, elegimos algunas de las ambientaciones del especial y las compartimos en la galería de fotos..

LAS
+
VISTAS