Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$73,90
 
 
espacioliving.com

Dos casas con la madera como protagonista

Con estilo e impronta personal, estos espacios nos invitan a disfrutar de la calidez del material más noble

.

De líneas modernas, en los interiores de esta primera casa se utiliza la madera como elemento distintivo y fuente de inspiración. Una mirada a un recurso noble usado de manera original.

El living es el ambiente por excelencia. La chimenea, revestida con cemento alisado y atravesada por una losa de hormigón desencofrada, parece suspendida en el aire gracias a los dos paños fijos que la flanquean..
Se eligieron muebles de líneas neutras y definidas. Sobre el apoyabrazos de un sillón de cuero clásico descansa un aguayo antiguo..
Los dos sillones restantes están tapizados en rafia natural, y los almohadones del asiento y del respaldo, en lino color tiza. La banqueta, hecha especialmente para esta casa..
La mesa de 1,60x1,60m tiene estructura de hierro y tapa de tablones antiguos de pino tea natural (Mariana Flombaum). De piso a techo, las cortinas de lino color cemento refuerzan la altura de la casa..
Todas las sillas son diferentes, pero están tapizadas con la misma tela..
Cuelga del techo un farol de hierro, pieza moderna y única. El piso de cemento alisado con junta de vidrio 4mm es el mismo en toda la casa Rigoberto)..
Amplia y funcional, la cocina responde a las líneas de diseño generales de toda la casa. Los muebles de Johnson modelo City, sin tiradores y rebatibles, homogenizan el espacio..
El piso, como en el resto de la casa, es de cemento alisado con junta de vidrio..
La galería, el quincho y el parque surgen como una parte orgánica de la casa. La gran mesa es de madera maciza..
En el pasillo se armó una pared con marcos de diferentes maderas, pero idénticas medidas, que separa el área de descanso de los niños de la de los adultos..
El familyroom está ambientado con una alfombra color ladrillo, sillones de tres cuerpos y sillas vintage tipo escandinavas..
El baño en verde acuarela. Contrasta el vanitory laqueado blanco y suspendido dentro de una estructura de obra. Aplique de luz es de zinc rústico tipo industrial..
La mesa de todos los días tenía que ser jovial y alegre, por eso utilizamos madera de demolición que mostrara una variedad de colores.
Las sillas plásticas de la cabecera subrayan la informalidad del ambiente, y se llevan sorprendentemente bien con las de madera (Arquimadera)..
En el pasillo se armó una pared con marcos de diferentes maderas, pero idénticas medidas, que separa el área de descanso de los niños de la de los adultos..
Flanquean la cama mesas de luz antiguas y diferentes entre sí. La alfombra (Mihran) y la banqueta tapizada en liencillo color tiza (Mariana Flombaum) completan este amplio espacio..
Con un atractivo tramado de colores tierra, la alfombra le da calidez y alegría a la biblioteca. Las esculturas de madera son piezas únicas, provenientes de Tailandia, mientras que la biblioteca se hizo a medida.
Con colores pastel y una suavidad de antaño, esta habitación logra ser romántica e infantil al mismo tiempo. La camita de hierro y la mesa de luz (ambas del Mercado de Pulgas) fueron patinadas en blanco..
Los enormes troncos tienen, en la galería, una intención estética y una finalidad práctica. Funcionan como una protección contra el viento y aportan calidez al ambiente..
La parrilla recibió un tratamiento especial: se la pintó con pintura roja, se la oxidó y, finalmente, se le aplicó un barniz mate para detener el proceso..
 

La segunda propuesta se centra en las vistas. Con la naturaleza como escenografía, la madera aparece en los interiores dialogando con el afuera.

En el living, mesas bajas Ponja con lino tratado en la tapa; sillones individuales Pachorra y estantería Montoncito (todo de Naturaleza Aguirre). Completan dos sofás cubo (Laura O). Sobre las mesas, bol con nueces, cenicero y florero (Claudia Adorno).    / Daniel Karp
El living y el comedor, totalmente integrados, se unen a la cocina, que puede independizarse con dos puertas corredizas laqueadas en blanco con herraje tipo escultura (Chatarra).    / Daniel Karp
“Sumamente atractiva, la escalera que hizo Fernando Moy se despega de los muros y de la carpintería de doble altura que tiene por delante. Es un objeto en sí mismo”.    / Daniel Karp
En el comedor, la mesa Niguiri, con tapa decapada en bronce dialoga con las sillas Molleja en madera y cuero (todo de Naturaleza Aguirre). Centro de mesa de teca (Claudia Adorno).    / Daniel Karp
La isla de madera de lapacho (Fernando Moy) surge del mueble blanco. Continuando la estética del comedor, se eligieron sillas altas Molleja ( Naturaleza Aguirre).    / Daniel Karp
En la cocina, la terminación del amoblamiento es de termoformado blanco, la mesada es de Silestone y las alzadas son de acero inoxidable.    / Daniel Karp
La mesa blanca en la terraza que se comunica con el living es un punto de encuentro en las noches de verano.    / Daniel Karp
El dormitorio también tiene un miniliving y un sector de trabajo con escritorio. “Es de una sola pieza, larga, lo que permite que podamos trabajar juntos pero con comodidad”.    / Daniel Karp
La zona de lectura está equipada con grandes sillones con apoyapiés revestidos en bull blanco (Laura O). Sobre uno de ellos, manta de llama (Claudia Adorno). La ropa de cama es de terciopelo y lino (Linos del Pacífico).    / Daniel Karp
En el baño las paredes se revistieron con el mismo mosaico granítico que el del piso del It (Moltrasio). Bajo la mesada de mármol (Minería Fame) se puso un mueble con ruedas (Fernando Moy). La grifería es Hansgrohe; la bacha, Deca Piazza y los accesorios, por supuesto, de la empresa de Claudia.    / Daniel Karp
Uno de los mayores beneficios del ‘It’ es que puede ser totalmente independiente: hasta tiene su propia cocina, lo que permite que haya dos reuniones en simultáneo en la casa y que ninguna invada a la otra.    / Daniel Karp
Aquí domina la mesa hecha con una sola pieza de lapacho y sillas de ratán (Laura O), centro de mesa y vajilla de cerámica (todo de Claudia Adorno). El piso es de baldosas de granítico blanco (Moltrasio).    / Daniel Karp
El área de la parrilla es igual de cálida que el resto de la vivienda. La consola es muy útil para guardar elementos y como apoyo durante las comidas.    / Daniel Karp
En los dormitorios de los jóvenes también se mantuvo la línea estética que prioriza al blanco y se complementa con tonos de beige y visón. De igual manera, se dio prioridad a los materiales rústicos.    / Daniel Karp
En el toilette, mesada en voladizo blanca y, como toque distintivo, la única araña de caireles de la casa.    / Daniel Karp
“En la decoración, jugamos con piezas de madera rústica y otras trabajadas para que resultara cálida. No hay colores fuertes, salvo algunos objetos del ‘It’ en planta baja”.    / Daniel Karp
El multiespacio de la planta baja se conecta con la galería mediante puertas-ventana corredizas de piso a techo con carpinterías de aluminio (Aberturas Welttechnik).    / Daniel Karp
“En la zona de la parrilla armamos un living exterior con sillones y una mesa baja de ratán (todo, Laura O)".    / Daniel Karp
La condición de casa blanca y transparente se logra con la síntesis en el uso de materiales: revoques texturados, pisos graníticos y de madera.    / Daniel Karp
 
LAS
+
VISTAS