Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$ 89,90
 
 
espacioliving.com

Claves para organizar el freezer

La nutricionista Gabriela Vázquez Durtel te da algunos consejos de almacenamiento y organización de los alimentos

 
Foto: Living  / Archivo LIVING

.

LA PREVIA. Fijate qué es lo que tenés antes de guardarlo. Desocupá el freezer, descongelalo y limpialo. Para esto es suficiente usar un paño humedecido en agua caliente y detergente (no hay que excederse en la cantidad de agua para la limpieza). Quitá todos los accesorios y estantes para limpiarlos por separado.

GUARDAR EN SU MÍNIMA EXPRESIÓN. Si comprás alimentos congelados descartá los envases de cartón que ocupan mucho espacio y reemplazalos por bolsas; además, es mas higiénico. Reservá la puerta del freezer para las cosas que uses con mayor frecuencia y las porciones sobrantes. Si almacenás líquidos, hacerlo en recipientes rígidos.

MENÚ DEL DÍA. Elegí lo que vayas a consumir y bajalo antes a la heladera. Así vas a evitar usar el microondas para descongelar, el cual altera la calidad y textura de los alimentos, y de paso despejás el lugar de almacenaje.

A PONERSE LAS PILAS. Agrupá los alimentos en pilas según distintas categorías: verduras, carnes rojas, blancas, pescado, etc. Si lo hacás en bolsas, podés aprovechar mejor el lugar y mantener el orden armando divisiones con bandejas de fiambre o el cartón de los envases de leche larga vida entre cada una.

INFORMACIÓN CLASIFICADA. Otra opción es usar contenedores rígidos transparentes con tapas de distinto color según el tipo de alimento.

JUNTOS PERO SEPARADOS. Utilizá film, separadores o el plástico de los sachets de leche para dividir cada porciones en un mismo recipiente. Si usás bolsas quitales bien el aire y utilizalas al 70 u 80% de su capacidad, sellándolas bien.

LAS COSAS POR SU NOMBRE. Escribí el contenido y la fecha de vencimiento a cada paquete. Resulta súper útil armar una lista con toda la data en la puerta de la heladera.

Tomá en cuenta que…

  • Si no ordenás bien los alimentos van a tardar más en congelarse, se va a formar hielo, el frío no va a circular como corresponde y el motor del freezer trabajará más.
  • Evitá los envases de metal y vidrio. El papel de aluminio es mejor para los alimentos que estén cocidos y de olores fuertes (tomá la precaución de retirarlo antes de llevarlo al microondas).
  • Ante un corte de luz los alimentos congelados se mantienen por hasta 48 horas siempre que el freezer esté lleno y 24 horas cuando cuente con menos productos.
  • Ordená de atrás para adelante, ubicando en el fondo las cosas cuyo vencimiento sea más lejano.
  • Colocá sobre la base los elementos que necesites enfriar más rápido, como botellas de bebidas o el hielo.
.

LAS
+
VISTAS