Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$73,90
 
 
espacioliving.com
Una alfombra (Las Zainas) delimita el estar con sillón con fundas de algodón (Hands Off!), hamaca de ratán (“Lo último que puse; cuando la colgaron dije: ya está”), mesas de hierro y lámpara de papel arrugado (Iluminación Agüero). Escondida detrás del escritorio, cama con funda de edredón blanca y p.   Foto: Living  / Magalí Saberian
Un escritorio diseñado por Federico en hierro blanco con tapa de mármol (Calelo) es también divisor entre lo público y lo privado. Para acompañar, clásica silla Mar del Plata blanca con almohadón de lona stone washed (Hands Off!) y cubo de álamo natural (Net) con revistas.   Foto: Living  / Magalí Saberian
Cuando viene gente, cada uno se arrima las mesas. Si son varios, suman una silla matera o banquitos que hay a mano. Su preciadísima colección de libros es lo único que Federico se lleva de una casa a la otra. En lugar de biblioteca, prefiere usar bancos para tenerlos a mano. Arriba, una imagen de l.   Foto: Living  / Magalí Saberian
Apilados. Federico armó este banco con un listón de madera rústica que trajo de Lobos y dos botelleros antiguos como soporte.   Foto: Living  / Magalí Saberian
“Recibo gente seguido. Tengo mucha vajilla y utensilios (y los uso todos). Agregué estantes para tenerlos a la vista: cuando están en un cajón, muchas veces te olvidás de aprovecharlos” .   Foto: Living  / Magalí Saberian
Los azulejos y el cielo raso del baño se pintaron de negro con pintura epoxi, a tono con el piso de granito. Una contrastante cortina blanca (Hands Off!) e iluminación cenital con focos AR111 hacen el resto.   Foto: Living  / Magalí Saberian
 

Un depto de pocos metros decorado en blanco y negro

Paleta blanca y negra, pocos objetos y uso inteligente del espacio: todo, sin resignar un milímetro de estilo. Para este diseñador, la tarea de facilitarnos la vida empieza por casa

Por Magalí Saberian y Alejandro Altamira | Para Living

  • Federico ciccone es diseñador, estilista y socio de la marca de textiles y objetos para la casa Hands Off! Tanto en los elementos que crea como en su hogar, reivindica la belleza de lo simple. “la vida ya tiene sus dificultades; no hace falta complicarla”.
  • » “Antes que dos ambientes chicos, prefiero uno amplio. Es menos encerrado y da para jugártela más con el planteo del espacio”.
  • “No le tengo fobia al vacío ni siento compulsión por llenar: antes de decidirme por algo, vivo el lugar, lo uso. El apuro te perjudica”.
  • “La paleta se dio sin mucho pensar: no soy muy de los colores. Y no me estresa nada el blanco: si se ensucia, se lava y chau”.

Federico planteó tres zonas bien delimitadas. En la esquina, el espacio de encuentro: un estar para recibir gente y relajarse; en el centro, el lugar de trabajo: un escritorio hecho a medida y pensado para oficiar como divisor, y al otro lado, la zona de descanso, con una cama chica.

 
Foto: Living 

Texto: Bárbara Orlando.

LAS
+
VISTAS