Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$73,90
 
 
espacioliving.com
Foto: Living 

Ambiente: mirá las propuestas de la expo de objetos más grande del mundo

A paso firme, recorrimos los pasillos de la feria Ambiente con sede en Frankfurt, para traerles las últimas novedades

Por Mariana Kratochwil | Living

Más allá de la magnitud de esta feria ya ineludible para fabricantes, prensa y consumidores –este año fueron 4.500 los expositores que presentaron sus productos ante 141.000 ávidos visitantes de 154 países–, lo que convierte a Ambiente en referente indiscutida es ser siempre punta de lanza en innovación. Las consignas implícitas que sobrevuelan el imponente predio de 592.000 m2 de Messe Frankfurt son: ingenio, sustentabilidad, diseño de vanguardia y una lúcida lectura del clima global, que se reflejan en la producción de objetos de consumo bellos, pero sobre todo, útiles.

En el afán de condensar el caudal de sus propuestas, delineamos cuatro ideas-guía de lo que se viene en materia estética, diseño y estilo de vida.

Sencillez de calidad

 
Foto: Living 

Sí rotundo al poder de síntesis: la cafetera de filtro de Bloomingville lleva el diseño a su mínima expresión, sin resignar sabor; el portavelas ‘Chamberstick’ de la firma Tre es una reinterpretación del más clásico –y eficaz– modelo: realizado en cobre, es bellísimo apoyo y transporte para velas de cualquier grosor; y la línea de cosméticos y objetos de tocador Meraki, de estética net e impecable ejecución, invita a editar los atiborrados baños. Los materiales de calidad se presentan como sinónimo de consumo inteligente: preferible comprar una vez y bien, que reponer constantemente. Los delantales y manoplas de cuero de Dutchdeluxes no sólo son tan hermosos que dan ganas de usarlos hasta para ir a trabajar: también mejoran su apariencia con el tiempo; la línea ‘Lovely Linen’ de Kardelen, íntegramente en lino, propone vestir mesas y camas con este noble material, hermoso a la vista, al tacto y sin exigencias de planchado; y chapeau para la firma francesa Faïencerie Georges, que conjuga un siglo de experiencia en la fabricación de vajilla de cerámica con exquisitas ilustraciones contemporáneas.

 
Foto: Living 

Luz verde

 
Foto: Living 

Una base sin estridencias siempre es bienvenida para tener la opción de renovar nuestros espacios seguido y sin mucho esfuerzo: el sencillo acto de sumar o cambiar objetos coloridos será más que suficiente. Esta temporada, el elegido por las grandes marcas y diseñadores para darle una cuota de vida a los espacios fue el verde. La siempre canchera firma danesa House Doctor apostó a incluirlo en cada ambiente, ya sea con grandes ítems, como un sillón de pana o un juego de sillas, y también detalles: una lámpara con vidrio verde seco, un almohadón, una lámpara de escritorio de aire vintage o una pequeña jarra en tono mate. Vale también evocar la naturaleza en la ropa de cama, como sugiere el juego de sábanas de lino de Kardelen; en la cocina, con alguna que otra pieza de cerámica, o incluso en un muro, como lo demostraron los estilistas de Bloomingville.

 
Foto: Living 
 
Foto: Living 
 
Foto: Living 

Multitasking

 
Foto: Living 

Lo que en un momento se denominó el “nuevo modo de habitar” –que reunía bajo su paraguas conceptual a los espacios más chicos, compartidos, sin divisiones, el trabajo en casa, las mudanzas permanentes– es cada vez más la norma que la excepción. Por eso muebles y objetos dinámicos se vieron a granel. La línea de vajilla ‘Fluen’, de Fürstenberg lleva la firma del suizo-argentino Alfredo Häberli, que trazó piezas orgánicas y combinables: una sola tapa funciona para todas. El ‘Text Block’, diseñado por el israelí Pini Leibovich para Tre, consta de una única pieza: un cubo de madera de 37cm, combinable y encastrable en distintas posiciones, que permite formar modulares adaptables a cada ambiente. No fue el único en reivindicar la versatilidad del cubo: Hübsch propuso canastos multiuso con finísimos hilos de cobre, y Bloomingville, cubos de madera con diversos fondos para exhibir objetos a pura onda. Infaltables también los escritorios de líneas limpias, para convertir cualquier rincón en oficina. ¿La frutilla del postre? El stand de la marca argentina Vacavaliente, que convocó a tres ases creativos –la italiana Paola Navone, el inglés Harry Allen y el argentino Cristián Mohaded– para crear objetos funcionales y únicos.

 
Foto: Living 
 
Foto: Living 

Ingenio al detalle

 
Foto: Living 

Ya sea incorporando novedosos materiales o modificando su forma y su funcionalidad, el diseño se vuelca a los objetos más pequeños, dándoles una vuelta de tuerca. ¿El objetivo final? Perfeccionarlos al máximo. Claro ejemplo es ‘Forma’, el rallador ergonómico de acero inoxidable con base portadora diseñado por la célebre Zaha Hadid para Alessi, inspirado en la erosión natural de los materiales. La línea ‘Monograph’ convierte cada ítem de escritorio en una pequeña obra de arte. Sustentable y hermoso, el florero ‘Lightbulb Vase’ del nipón Yuma Kano le da nueva vida a las lámparas de filamento con un simplísimo orificio. La firma Hübsch también reivindica la naturaleza con sus marcos para exhibir elementos botánicos como arte. El checo Martin Jakobsen aborda el diseño como ciencia, y en su laboratorio creó cual alquimista ‘Halm’, esfera de vidrio soplado para servir tragos de las maneras más excepcionales.

 
Foto: Living 
 
Foto: Living 
LAS
+
VISTAS