Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$79,90
 
 
espacioliving.com
Foto: Living 

Qué plantas eligir para tu primer departamento

La florista australiana Ruby Barber te da algunas recomendaciones para sumar flores y plantas a tu casa

La florista australiana Ruby Barber se aclimató perfectamente a Berlín; no tanto por la temperatura, sino porque la ciudad es campo fértil para emprendedores y creativos, y ella, definitivamente, es ambas cosas. Naveguen la página de su firma, Mary Lennox (así se llamaba la protagonista de un clásico de la literatura infantil y su libro predilecto de la infancia, El jardín secreto): en seguida van a ver combinaciones exquisitas, delicadas. Pero si afinan el ojo un poco más, van a ver asociaciones geniales: de plantas, de ideas y de marcas (se trate de joyas o autos, todas se le acercan como abejas a la miel). Inspiración por donde se la mire.

 
Foto: Living 

¿Dónde queda tu jardín secreto?

En primavera, cualquier rincón silvestre y crecido de Berlín se convierte en mi jardín secreto.

¿Qué nutre tu creatividad?

Estar todo el tiempo que pueda en contacto con la naturaleza me resulta fundamental. Me inspiran las distintas estaciones, las formas y composiciones naturales, espontáneas. También me da una nueva forma de ver las cosas cualquier proyecto inusual que emprenda. Me gusta variar los desafíos y tener que “reenfocar” constantemente.

¿Qué rasgos de tu trabajo indican que estamos ante un auténtico Ruby Barber?

¡Uy, difícil responder eso! Siempre trato de brindar una selección muy cuidada de flores y plantas especiales. El compromiso y la atención al detalle son cosas que me representan.

¿Qué plantas tenés en tu propia casa?

Por mi trabajo, lógicamente tengo muchas plantas “en tránsito”, pero también una colección propia que no se toca. Es una pequeña jungla. Todo el tiempo estoy buscando soluciones para exhibirlas y creando nuevas superficies para colocarlas cerca de las ventanas. Pero tampoco las mareo. Trato de brindarle a cada una el lugar que más le conviene y la dejo adaptarse: las plantas pueden verse afectadas si se las cambia de ubicación con demasiada frecuencia. ¡No está en su naturaleza! Aclarado ese punto, hay que decir que no siempre es fácil encontrarles ese rincón perfecto. Hay que monitorear su bienestar y crecimiento antes de decidir cuál será su lugar definitivo.

¿Y qué te costó más a vos de mudarte de Melbourne a Berlín?

Las estaciones. En Australia no hay cambios abruptos entre ellas, y todo el año podés conseguir flores divinas en el mercado local. Me costó mucho hacer arreglos lindos durante mi primer invierno en Europa, donde lo único que hay son flores importadas, totalmente fuera de onda con lo que está pasando en la calle. Aprendí a amar las estaciones y a ser paciente con el invierno. La primavera te recompensa.

Siguiendo con las mudanzas. ¿Qué plantas le recomendarías al que estrena departamento?

Me encanta la Strelitzia nicolai como planta de interior: sus grandes hojas son preciosas y muy fáciles de cuidar. Para un balcón, me gustan los geranios perfumados: acá existe una variedad increíble. Uno de mis preferidos es el que tiene olor a rosas.

¿Cómo encarás el interiorismo vegetal’ en una casa?

Con una visita para captar lo que transmite el espacio y evaluar las condiciones que ofrece. A partir de ahí empieza la selección de la planta adecuada en el contenedor perfecto. Lo que más me gusta es ambientar interiores modernos: me encanta el contraste entre el minimalismo y las formas orgánicas de la naturaleza.

 
Foto: Living 
LAS
+
VISTAS