Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$ 89,90
 
 
espacioliving.com
Cama de pino teñido (Lodd) con acolchado (Renata Home) y almohadón ‘Montana’ en lona estampada (Dod Kids). Como mesita, un tronco de madera (Mercado Libre) con un farol led irrompible de camping. Baúl forrado en tela (Ikea).   Foto: Living  / Daniel Karp
Manta de juego en forma de oso con frente de pana estampada y dorso matelasé acolchonado (W Store).   Foto: Living  / Daniel Karp
Además de decorar, la valija ofrece una superficie de apoyo y un generoso espacio de guardado a la altura de Max.   Foto: Living  / Daniel Karp
“Todo empezó con la cama para la transición. Este modelo resultó ideal y su forma de casita inspiró el tema del pequeño explorador” Sabrina Aides, dueña de casa y parte del estudio Lodd.   Foto: Living  / Daniel Karp
“Como el cuarto hoy es grande para él, no necesitábamos alinear la cama. Optamos por integrarla, lo que abrió un juego muy lindo de diagonales con el triángulo de la pared”.   Foto: Living  / Daniel Karp
Carpa de juego plegable en lienzo grueso (My Tipi Argentina) y almohadón ‘Oso’ de lona (Dod Kids). La mesita (Ikea) y un dúo de sillas bajas de lapacho (Fernando Moy) se ubicaron sobre una alfombra con motivo chevron (Urban Outfitters).   Foto: Living  / Daniel Karp
En la pared, cuadros varios y estante ‘Montaña’ (todo de Lodd).   Foto: Living  / Daniel Karp
Bajo la ventana, a la altura del anfitrión, percheros ‘Montaña’ (Lodd).   Foto: Living  / Daniel Karp
 

Una propuesta para el cuarto de un nene de 3 años

Equipo indispensable para esta expedición: una base clara, una temática definida y una mamá con muy buen ojo

Por Daniel Karp y Arq. Eugenia Cides | Para Living

Con espacio y mucha luz se puede apostar por tonos más oscuros. Aquí, el triángulo sobre una de las paredes suma un detalle de estilo. Cuando llegue el momento de variar, sólo ese color modificará totalmente el clima.

“Los chicos crecen tan rápido que en un año ya les gusta otra cosa”, explica Sabrina. Por eso trabajó con una base neutra que le permitirá cambiar la temática reemplazando la ropa de cama y las láminas de los cuadros.

Tener los juguetes en orden siempre es difícil. En este caso, se colocaron percheros bajos, un baúl y se designó a la carpa como el hogar de los peluches.

Texto: Lucrecia Álvarez.

LAS
+
VISTAS