Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$73,90
 
 
espacioliving.com
La ambientación del cuarto que los chicos comparten los fines de semana estuvo a cargo de las licenciadas Florencia Pérez y Daniela Cancian de Zoom Interiores.   Foto: Living  / Santiago Ciuffo
Debajo del ventanal se ubicó la cama de Agostina, con cajones debajo. En el caso de Joaquín, se optó por un mueble de guardado vertical con nichos para tener a la vista sus juguetes preferidos y una cama rebatible, todo en MDF satinado (Zoom Interiores).   Foto: Living  / Santiago Ciuffo
La consigna fue que el juego, el guardado, el descanso y el estudio tuvieran sectores definidos, pero que convivieran fluidamente.   Foto: Living  / Santiago Ciuffo
La fascinación de Agostina por dibujar en todos lados –paredes incluidas– ahora tiene un sector acotado.   Foto: Living  / Santiago Ciuffo
En el centro, alegre alfombra de lana a rayas ($3.855 el m2, Elementos Argentinos).   Foto: Living  / Santiago Ciuffo
Vaso lapicero amarillo ($155, Tienda Handmade), lámpara ‘Tolomeo’ de Artemide ($9.990, Iluminación Castelar), zorro de tela ($350), banderines a lunares y al lado, tacho de chapa ‘Laundry L’ que se usó para guardar los peluches ($905, todo de Tienda Handmade).   Foto: Living  / Santiago Ciuffo
El escritorio se hizo lo suficientemente largo como para compartir, dejando lugar en la pared para –el día de mañana– colgar un televisor.   Foto: Living  / Santiago Ciuffo
 

Cuarto de chicos: un espacio funcional para dos hermanos

En el cuarto que Agostina (9) y Joaquín (7) comparten en la casa de su papá, la consigna es la practicidad. Un espacio reducido donde no falta lugar para nada

Por Cristina Solanet y Santiago Ciuffo | Living

  • La decisión de no poner camas nido ni cuchetas sino diseñar dos modelos especialmente para la habitación permitió aprovechar al máximo el espacio: se ganó lugar de guardado arriba de una y debajo de la otra.
  • Clásicos y sin distinción de género, los muebles tienen una base blanca, pero con detalles en amarillo y rosa que sirven como distintivo de los espacios privados de cada chico.
  • Reiterando algunos colores, la alfombra suma una cuota alegre, cálida y, además, protege el piso.

LAS
+
VISTAS