Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$ 89,90
 
 
espacioliving.com
El arquitecto Alejo Fernández Renati remodeló su casa sumando un living-comedor transparente y flamante galería. La ambientación corrió por cuenta de su mujer, Agos Geya.   Foto: Living  / Daniel Karp
Mesa con base de hierro y tablones rústicos armada por Alejo, sillas Mar del Plata y lámparas ‘Glass’ de Jaus, la marca que creó Agos Geya, la dueña de casa.   Foto: Living  / Daniel Karp
Estantería y mesas nido vintage, sillón con funda y almohadones de tusor (Jaus), alfombra heredada y lámparas de techo ‘Glass’ (Jaus).   Foto: Living  / Daniel Karp
Buscando a su hijo Borja de un cumpleaños, Agos detectó estos sillones en un localcito e intuyó su potencial: pintados de negro y en el living, la rompen.   Foto: Living  / Daniel Karp
En el comedor, mesa de madera hecha por Alejo y sillas antiguas compradas a dos vendedores diferentes y retapizadas en cuero. El escritorio es un hallazgo de Agostina: encontró la base en la calle y la completó con una tapa de madera y un sillón que define como ‘una joyita de Mercado Libre’.   Foto: Living  / Daniel Karp
La ventana de hierro y vidrio repartido estaba en otro sector de la casa, y se readaptó para usarse acá. Los muebles de cocina se complementaron con listones de madera barnizada y las lámparas de techo (Jaus) se unieron con un cable bien grueso y oscuro, a tono con el mobiliario. Al fondo, una puert.   Foto: Living  / Daniel Karp
Esta parte de la cocina, que es también paso al lavadero, es parte de la ampliación. La pared de ladrillo se diagramó como una estantería a medida, con recovecos para el bar y los discos. En línea con la columna estructural que divide la cocina, la dueña de casa ubicó un mueble antiguo.   Foto: Living  / Daniel Karp
A un lado del ventanal, una pequeña expansión dio el lugar justo para la cama con respaldo de género gris y cubrecama de lino (todo de Jaus), las mesas de luz antiguas y un estante con fotos enmarcadas.   Foto: Living  / Daniel Karp
El vanitory de madera rústica con un espejo, armado por Agos con listones sobrantes de la obra y lámparas de su marca.   Foto: Living  / Daniel Karp
En el cuarto de Borja, los juguetes están al alcance de su mano, en canastos debajo y al lado de la cama. La onda canchera e infantil –pero no estridente– lleva la firma de Agos: la ropa de cama, los almohadones, la alfombra y la silla Mar del Plata versión petit son de Jaus, y el cómodo mueble de m.   Foto: Living  / Daniel Karp
Junto al horno de barro, una mesa de carpintero con un asador de disco. Un tirante de acero tendido entre dos árboles es soporte para una lámpara de taller. Contra el ventanal que da al living, seguidilla de tres asientos tapizados en cuerina.   Foto: Living  / Daniel Karp
 

Una casa decorada con materiales fuera de lo común

Una pareja reconfiguró la casa en la que viven con sus dos hijos usando superficies poco frecuentes y aditivos retro para darle un aire calmo además de hacerla única

Por Daniel Karp y Josefina Serial De La Torre | Para Living

  • En el living y la galería, el techo se recubrió con las planchas de fenólico de las cajas para embalar autopartes. Con esta ingeniosa incorporación y un piso de cemento alisado, se dio continuidad entre los espacios.
  • “Alejo se anima mucho con los materiales: en el lateral del living pusimos chapa acanalada negra, que era el color de las carpinterías.
  • Es algo muy accesible y queda canchero, diferente”.
  • “Usamos un mueble de cocina que teníamos, sumamos algunos detalles y pintamos todo de negro –a tono con la mesada– para unificar. Sorprendentemente el color no achica, al contrario”.
  • “Agrandamos un poco el dormitorio y le sumamos la bacha: con eso logramos que el baño principal quedara mucho más amplio”.
  • “Los juguetes de los chicos ya tienen color propio (y cuánto). Por eso, en el cuarto fui con una paleta neutra, más prolija. El detalle de los listones en la pared y la cama son obra de Alejo”.

Texto: Bárbara Orlando.

LAS
+
VISTAS