Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$ 89,90
 
 
espacioliving.com

Crear con materiales reciclados: conocé la propuesta de Camila Rapetti

La artista argentina elabora objetos únicos y con personalidad en base a elementos reciclados. Una buena elección para regalar y decorar la casa

Por Gustavo Peláez | Living

 
Foto: Gentileza Camila Rapetti

Cuando buscamos objetos para decorar nuestra casa queremos que sean únicos. Con esa premisa, Camila Rapetti, artista plástica y escultora, inició Fantastic, un espacio donde el diseño cobra vida a través de sus personales piezas realizadas con elementos reciclados. El fuerte de Camila son los materiales PET, el cartón, el papel y el color, para generar su “fauna” –así bautiza a sus producciones-. Hoy, la artista organiza sus propios talleres de escultura y dibujo y sus objetos se encuentran en distintos locales de diseño.

 
Foto: Gentileza Camila Rapetti

LIVING: ¿Cómo tiene que ser tu lugar de trabajo?

CAMILA RAPETTI: Tiene que estar ordenado y limpio, y ser silencioso. Mi taller es el espacio ideal donde todo está como me gusta y puedo pasar horas con mi gato, Aureliano, dibujando en silencio o escuchando radio. Le haría falta un jardín… pero la perfección no existe.

L: ¿Cuál es tu motor a la hora de encarar tus proyectos?

CR: El trabajo creativo es un dialogo constante entre el interior y el exterior, lo que pensás y lo que ves. Guardo muchas cosas lindas, tarjetitas, recortes, objetos, fotos. Esas cosas me disparan alguna idea o sensación y quedan ahí a la espera de que sea su momento de ser útiles. También está el flujo interno, el pensar constantemente en lo que se está haciendo, planear, dibujar, bocetar, es una búsqueda permanente de la que siempre salen novedades, algunas prosperan y otras no.

L: ¿Y el punto de partida?

CR: Comienzo cada pieza bocetándola pero puede ir mutando en el proceso. No me impongo un tiempo límite para dedicarle a cada una porque creo que esa es la principal característica del trabajo creativo.

L: ¿Que técnicas utilizás?

CR: Aprendí muchas técnicas pero la escultura ocupa lugar, necesita espacio y mis talleres siempre han sido chicos, por lo que tuve que ir ajustándolas a mi realidad. Hoy la cartapesta es la que mejor se ajusta.

Genero mi trabajo en base al reciclaje PET para hacer la estructura, combinándolo con alambre o cartón. La etapa más divertida y a la vez angustiante es estallar la mesa del taller de cosas y cositas que formarán el alma de cada objeto e ir componiéndolas: mezclándolas, alterándolas, encastrándolas y que, de apoco, vaya surgiendo la figura. Desarrollar una manera de construir que sea solida, durable y armoniosa es la meta. Encontrar una estética de formas coherentes llevándola del papel al volumen en un ida y vuelta.

L: ¿Cómo definirías tus producciones?

CR: Son una fauna que cobra vida cuando la observás, especialmente las piezas que juegan con la luz donde cada personaje se transforma. Si están en el cuarto de un chico le quitan el miedo porque los acompaña por las noches, en silencio.

L: ¿Cuál pensás que es el lugar ideal para tus piezas?

CR: No tengo un lugar ideal pero me imagino que pueden ocupar un rincón desde donde mis personajes puedan ser los observadores.

L: ¿Hay algún diseñador que te inspire?

CR: Siempre amé profundamente a Lalique, sus joyas son el sumun de la sutileza, encantadoras, como de otro mundo.

L: ¿Qué proyectos nuevos tenés en proceso?

CR: El año pasado comencé mi proyecto de iluminación, en el que estoy en pleno proceso creativo y de expansión. Todavía falta mucho camino por recorrer, este es un trabajo muy artesanal, las piezas son únicas y cada detalle pasa solo por mis manos. Sigo experimentando con nuevos materiales que puedan darle otro giro a mis trabajos de iluminación. La intención es no perder la idea de pieza única. A futuro me gustaría volver a la serigrafía, aplicándolo a estampas que podría utilizar o no para iluminación.

 
Foto: Gentileza Camila Rapetti
 
Foto: Gentileza Camila Rapetti
 
Foto: Gentileza Camila Rapetti
LAS
+
VISTAS