Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$69,90
 
 
espacioliving.com

Tres materiales básicos para lograr una arquitectura sustentable

Hay distintos productos que permiten orientar la construcción hacia un modo más sostenible y eficiente; aquí, algunas de las opciones para tener en cuenta

Por Gustavo Peláez | Living

 

En los últimos la arquitectura apuesta a una construcción más sostenible y eficiente. Hoy te presentamos algunas alternativas ya institucionalizadas en el mercado y otras que marcan tendencia

Madera

- Si bien no se puede incorporar madera para edificios en altura es un sistema ideal para construir viviendas unifamiliares.

- Para favorecer la construcción sostenible, su procedencia debe ser de tala responsable y certificada, donde por cada árbol talado se planta uno nuevo.

- Es un aislante por naturaleza, esto se traduce en un menor consumo de energía para aclimatar llegando a un ahorro de entre un 50 y un 60%.

Paneles OSB

- Un producto conformado por tableros compuestos de virutas orientadas de manera tal que le otorgan gran resistencia, de ahí su nombre: Oriented Strand Board.

- Es apto para uso en interiores, como material estructural en ambientes secos (living, comedor, cuarto) y húmedos (cocina, baño, lavadero), para uso en estructuras de carga de altas prestaciones (techos, pisos y muros) y es un buen aislante térmico y acústico.

- Las placas son aptas para recubrir con una gran variedad de materiales: cerámica, piedra e incluso revestimientos a base de morteros. Por eso son aptos para todos los ambientes e incluso en exteriores.

- En la Argentina es un material que se está incorporando de a poco, sobre todo en la confección de mobiliario.

Paneles aislantes

De fibra de celulosa de papel reciclado

- Se confeccionan en base a papel reciclado tratado con diversos procedimientos que le aportan a este material propiedades ignífugas, insecticidas y anti fúngicas.

- Al igual que la madera actúa equilibrando las temperaturas en verano e invierno. A la vez ofrece un aislamiento acústico muy por encima de la a tradicional lana de vidrio.

De fibra de madera

- Se obtiene de las maderas desechadas por distintas industrias. Se confeccionan con colas y a presión. Son resistentes al fuego, los insectos y la humedad.

- Son livianos y fáciles de manejar (se pueden cortar incluso con una sierra de mano), por lo que su uso en obra es flexible. No son adecuados para instalar en espacios exteriores.

Tierra

Barro cocido

- El material base es el barro cocido a una temperatura de 900°C con tratamientos especiales que conservan sus cualidades de absorción de humedad, resistencia mecánica y aislamiento. Sus residuos de producción se reincorporar a la preparación de la materia prima.

- Su utilización en la construcción es variada. Puede aplicarse en la confección de muros, cerramientos, fachadas, techos y pisos.

Bloques de tierra comprimida

- Se fabrican con una máquina que prepara el material in situ. La tierra se seca y pulveriza, luego se humedece y mezcla con arena. Una vez seca se comprime mecánicamente formando los bloques sin cocer.

- Debido a su material base tienen propiedades reguladoras de humedad y control natural de la temperatura, absorbiéndola cuando el clima es húmedo y liberándola cuando es seco.

Muros de tierra armada

- Es un producto de bajo costo y su aplicación está aún en una etapa experimental. Se arma un encontrado dentro del que se van apisonando capas de tierra y a la que se le añade paja, tiras de plástico o metal y pequeñas piedras o cañas de bambú para conformar la estructura, de manera similar a los muros de hormigón armado.

- Es aconsejable apoyarlos sobre un basamento de piedra o cemento para evitar la humedad y degradación de la pared.

-Tienen un buen comportamiento térmico y como aislante acústico gracias a la rugosidad del material..

LAS
+
VISTAS