Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$69,90
 
 
espacioliving.com

Claves para elegir una mesa de vidrio

Hay de varios tipos y con distintos acabados; conocé los pro y contras de este material

Por Gustavo Peláez | Living

 
Foto: Living  / Daniel Karp

El vidrio es un material fiel, de larga duración y bajo mantenimiento. A la hora de elegirlo para la mesa de casa hay distintos acabados para elegir. En esta nota, una guía para que conozcas sus variantes, sus pro y contras.

LOS DISTINTOS TIPOS

Crudo o recocido: el vidrio de este tipo se astilla cuando se rompe, por lo que produce trozos de gran tamaño que son poco seguros. Se lo suele utilizar como tapa para proteger algún mueble.

Templado: es siete veces más resistente que el crudo porque tiene un tratamiento que lo hace resistente a los golpes. En caso de rotura se fracciona en trozos, por lo se considera un vidrio de seguridad. Por lo general, se usa en espesores que van de 8 a 22mm en mesas de comedor, ratonas y consolas.

Laminado: está conformado por dos láminas de vidrio y, entre ellas, una lámina de polivinilo (un material plástico de gran adherencia, elasticidad, transparencia y muy resistente). Es muy seguro porque, ante una rotura, los trozos quedan adheridos a la lámina central; por eso es el elegido a la hora de confeccionar muebles.

Pintado: puede ser crudo o templado; se recubre con pintura bajo diferentes técnicas, a mano, por láser o con pintura electrostática. Permite sumar colores al ambiente sin perder la liviandad típica del material.

VENTAJAS

- Por su dureza, es muy resistente a la abrasión y a los agentes atmosféricos.

- Hace que los ambientes se vean menos cargados; al reflejar la luz, la amplían en muebles oscuros.

- Algunos modelos son extensibles, lo que permite ahorrar espacio.

- Su transparencia permite jugar con la decoración porque es súper combinable con cualquier otro material, textura y estilo.

- Los diseños que combinan metal cromado o madera en tonos más neutros nunca pasan de moda.

- Es neutral y por eso resulta un comodín útil para combinar con sillas de cualquier estilo. Se puede utilizar en un escritorio, mesa ratona o de comedor.

DESVENTAJAS

- Algunos modelos con puntas muy rectas puede ser peligrosos para los chicos, por lo que es mejor apostar por diseños con aristas redondeadas o que utilices esquineros de silicona.

- Si bien hay algunos tipos que son todoterreno, la suciedad se nota mucho más en el vidrio que en otros materiales, como también las marcas de los dedos y el polvo.

- Lo que esté debajo del vidrio debe estar en buenas condiciones porque queda igualmente a la vista.

- Para evitar roturas, lo recomendable es optar por el cristal templado que es mucho más resistente.

- Al elegir la iluminación sobre una mesa de comedor, lo mejor es optar por una lámpara con tapa inferior para que el foco no se refleje sobre la superficie y resulte incómodo..

LAS
+
VISTAS