Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$ 89,90
 
 
espacioliving.com

Cómo lograr una estética vintage

La especialista Susana Piazza, creadora de la firma Cuatro Elementos, te ayuda a aplicar este estilo en tu casa sin perder el valor de lo actual

 

Los tiempos modernos han encontrado en el estilo vintage el valor de lo antiguo. Esta decoración es una variante que se amolda a todos los cuartos de la casa, incluso los comedores, ya sea grande o pequeños.

El comedor es un espacio en el que la vida cotidiana se despliega, es un lugar donde la familia se reúne, charla, comparte momentos y también se alimentan. Por todo esto debe, ser una habitación confortable, cálida y armoniosa, además de funcional, pues concentra en ella gran parte del tiempo de los habitantes de la casa.

Los muebles son, sin dudas, los que dan el toque vintage al comedor. Así, lo más conveniente es elegir un juego de mesas y sillas que combinen con armarios antiguos, alacenas, piezas de años anteriores pero que tengan cierta vigencia y que, al mismo tiempo, se fusionen con el mobiliario moderno. Así se podrá conseguir un efecto vintage sin perder el alma de la época actual.

Un ejemplo para dar un toque vintage es incorporar sillas antiguas, que incluso pueden ser todas distintas, dando la sensación de haber sido heredadas, o compradas en un mercados de pulgas o casas de antigüedades. Los aparadores antiguos, las mesas rústicas y los muebles del tipo de carpinteros también responden a las exigencias del estilo.

Conseguir una antigua vitrina puede significar tener una joya en la casa. Lo mismo una buena araña con caireles de cristal que capture el centro del comedor. Candelabros de bronce y otros objetos decorativos pueden alternarse sobre los aparadores o en la vitrina para mezclar algunos lugares para almacenar comida y que también den un guiño de diseño.

Para completar la atmósfera vintage, siempre es posible recurrir a espejos, cuadros y portarretratos con fotos en blanco y negro o sepia. Estos objetos contribuyen a recrear los detalles de un estilo que parece traer al presente los pequeños toques de calidez del pasado.

Quienes prefieran los comedores claros, también pueden optar por patinar o decapar los muebles, para darles al mismo tiempo un aire vintage y una paleta en tonos pasteles.

Por sobre todo, lo más importante es lograr darle calidez al comedor, para que esta se transmita al ámbito familiar.

Por Susana Piazza, de la firma Cuatro Elementos..

LAS
+
VISTAS