Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$38,90
 
 
espacioliving.com

Claves para elegir una alfombra

En la elección no todo es diseño y color. Desde aquí, algunas claves sobre su fabricación, fibras y tejidos.

 

¿Qué tipos de alfombras hay?

A grandes rasgos, las alfombras se dividen entre las artesanales (hechas a mano) y las industriales fabricadas con máquinas). En cuanto a los materiales para confeccionarlas, también existen dos grandes grupos: los naturales y los sintéticos. Las fibras naturales se corresponden básicamente con las lanas (que así sean de cabra, oveja o llama se encuentran entre las más nobles) y las de origen vegetal, como pueden ser la rafia, el yute y el sisal. Los materiales sintéticos, en tanto, presentan la ventaja de ser más económicos y lavables, no pierden pelo y no producen alergias. Éstos pueden ser nailon, poliéster, acrílico o polipropileno, aunque este último es hoy uno de los más empleados debido a su calidad, resistencia y similitud de apariencia con la lana. Por su parte, al ser el nailon la fibra más elástica, con memoria para recuperar su forma, es habitual agregar una proporción a las fibras naturales, de modo elevar su elasticidad. Lo más común es que las alfombras hechas a mano estén hechas de fibras naturales y las industriales de materiales sintéticos, si bien estas últimas también pueden producirse mediante máquinas, pero empleando fibras naturales.

¿Qué es una moquette?

Así se llama a la alfombra perimetral, colocada de pared a pared, que cubre toda la superficie de un ambiente. Su terminación puede estar dada por un pequeño zócalo de la misma alfombra o por un zócalo de madera. Las ventajas de una moquette están dadas por su capacidad de proveer confort y amortiguar los sonidos, además de que, en muchos casos, se usan para complementar reformas y ampliaciones de forma rápida y prolija, y unificar, por ejemplo, diferentes solados.

¿Qué caracteriza una carpeta?

Son alfombras que, a diferencia de las moquettes, se apoyan directamente sobre el piso dejando algún espacio libre entre sus bordes y la pared. Por eso, no requieren instalación ni pegamentos, y cubren una solo zona específica del ambiente. Pueden colocarse sobre cualquier tipo de piso, debajo de muebles o usarse para sectorizar.

¿Y qué es un kilim?

Se trata de una alfombra hecha en un tejido plano, es decir: sin pelo anudado, típica de algunos países de Oriente. Originalmente, los kilims se empleaban en los pisos y paredes de las tiendas, las casas o como cubiertas para los animales y el equipaje. Se tejen a mano, y su acabado rústico no permite, por ejemplo, realizar una figura circular perfecta. Se utilizan mucho en livings y comedores, y también en las zonas donde existe el roce de una puerta, ya que, al ser planas, esto no las daña. En el caso de las alfombras industriales,

¿Qué tipos de tejidos existen?

Con respecto al tejido, las alfombras se dividen en las de pelo cortado, bouclé o una combinación de ambas. Las primeras se fabrican cortando las puntas superiores de las lazadas del hilado, lo que da como resultado una superficie homogénea que puede adquirir diferentes texturas, torsiones, alturas, densidades y colores. Su ventaja es que consiguen crear una sensación de calidez y confort. En las de bouclé, en cambio, las puntas de las lazadas no se cortan, con lo cual se forma una superficie resistente y texturizada que puede formar diferentes diseños. En la combinación, por último, algunas puntas se cortan y otras no, lo que da como resultado una mezcla de texturas..

LAS
+
VISTAS