Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$38,90
 
 
espacioliving.com

Una reforma para ganar espacio y luz

Gracias al buen ojo y tino de su dueña, la diseñadora María Larreta, un PH oscuro y semidestruido se transformó en una casa joven, cómoda y llena de luz.

El patio techado de la planta baja hace las veces de hall de distribución, mientras que la escalera conduce al sector del living, el comedor y la cocina..
Antes: La escalera era de chapa, angosta y súper empinada. Las paredes tenían humedad y los pisos estaban revestidos con cerámicos muy desgastados..
DespuésAdemás de hacer a nuevo la escalera, se renovaron los pisos con microcemento. Para esconder la bomba de agua la dueña de casa diseñó un mueble laqueado blanco..
La silla encontrada en la calle, restaurada y retapizada luego en un anaranjado intenso por María Larreta. También se lucen el cuadro sobre la escalera (Giannini, Mercado de Pulgas)..
La mesa ratona fue encontrada en la calle y reciclada por María, y también es suyo el diseño del sillón de 1,90m (María Larreta)..
La mesa del comedor es heredada, las sillas Luis XV fueron retapizadas (María Larreta). El mueble chino (Cosas Viejas) también fue restaurado por la dueña de casa..
La mesita y las sillas vienen del Ejército de Salvación y se acondicionaron con almohadones en Sunbrella blanca, una tela impermeable ideal para el exterior..
Antes: El espacio de la cocina no existía, se construyó completamente a nuevo sobre el sector del estudio..
Después: “La cocina está integrada, pero no del todo: es cierto que se comunica con el comedor, pero también funciona como un ambiente aparte gracias a los escalones..
Los estantes amurados fueron diseñados por la dueña de casa, al igual que las banquetas. El techo es de losetas de hormigón, una opción especialmente económica y práctica por la velocidad en su colocación..
Antes: En el entrepiso –donde había un cuartito mínimo– terminaba la casa. Y el cerramiento era típico de los PH: el techo de chapas se abría con una manija..
El entrepiso terminó destinándose a un estudio, un lugar cómodo y luminoso donde un escritorio y una silla cabían perfectamente...
La obra implicó un cambio rotundo: en la planta de baja quedaron dos dormitorios, en el entrepiso un estudio y arriba se construyó una nueva planta donde se ubicaron la cocina y el living..
El dormitorio es uno de los lugares más frescos de la vivienda. Las mesitas de luz fueron compradas en el Cottolengo Don Orione y recicladas por la dueña de casa, al igual que los veladores heredados..
El baño está compartimentado: el sector de la ducha cuenta con una pequeña ventana que comunica con el patio, mientras que la zona de la bacha quedó naturalmente ubicada más cerca del dormitorio..
Los planos del PH después de la reforma..
 

Producción: Cristina Solanet | Fotos: Magalí Saberian | Texto: Verónica Ocvirk.

Ella quería una terraza. Esa fue la condición que guió la búsqueda de María Larreta, que allá por 2004 tomó la decisión de irse a vivir sola. Con unas cuantas materias de arquitectura encima (aunque su carrera derivó después hacia la decoración) y una hermana ya recibida de arquitecta, María no le tenía ningún miedo a la idea de comprar una vivienda que luego pudiera reciclar.

"Vi de todo: construcciones espantosas y otras pasables, pero carísimas, hasta que encontré este PH que, a decir verdad, estaba en pésimo estado, aunque en seguida me di cuenta del potencial enorme que tenía. ¿Qué me atrajo? La luz, luminoso, sus techos altos y el hecho de que tuviera espacio libre para seguir construyendo hacia arriba", precisa.

La obra duró en total seis meses e implicó un cambio de 180 grados en la distribución: en la planta baja quedaron el patio y los dormitorios; en el entrepiso, un estudio y arriba, finalmente, se construyó un nuevo espacio para el living y la cocina. "El lugar difería muchísimo de lo que es hoy, no sólo porque compré el PH bastante destruido, sino porque además la cocina estaba abajo, y la planta alta ni siquiera existía. Inicialmente, estudiamos a fondo todas las posibilidades que la casa ofrecía: cocina y living abajo y cuartos arriba; cocina en el entrepiso, etc., hasta que finalmente nos decidimos por esta opción. La idea original de la reforma fue de mi hermana, Josefina Rodríguez Larreta, con quien fuimos puliendo juntas el proyecto hasta conseguir lo que realmente queríamos".

Buenas ideas

* Las paredes y techos blancos representan, sin dudas, una marca de los interiores contemporáneos. Si no está seguro sobre el color del que quiere pintarlos y necesita más tiempo para decidir, el blanco difícilmente conducirá al error. Pero matícelo para que no encandile.

* Si un living tiene formas irregulares –techos inclinados, aberturas internas o paredes en ángulos distintos de los 90 grados– el hecho elegir un único tratamiento decorativo puede ayudar a unificar el espacio.

* Casi cualquier puerta funciona como un punto focal y es capaz de ofrecer una habitación interés y estilo. Por eso, brindarle un color oscuro –en oposición a una pared clara– puede generar un buen impacto, al explotar la tensión entre ambos elementos..

LAS
+
VISTAS