Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$40,90
 
 
espacioliving.com

Consejos para iluminar el baño

El diseño de la iluminación consiste, básicamente, en "domesticar la luz" para que se adapte a cada ambiente. En este informe, las últimas tendencias y los tips de expertos para iluminar el baño con máximo estilo y funcionalidad

 

"Casi todo el mundo quiere tener en su baño una iluminación como la que tienen los baños de hotel", arriesga el arquitecto Adrián Ibarroule, director del estudio neuquino IAG, con varios proyectos de hoteles en su haber. "Ahora bien, ¿qué tiene de particular la iluminación del baño del hotel? Que crea clima. No es novedad que el baño pasó a ser un sitio de relax, y la luz tiene que ser capaz de acompañar ese cometido".

Para empezar, se trata de elegir una luz que no deslumbre. Por eso, antes que las dicroicas, tal vez sea m ejor acudir a una bi-pin, que emite una luz más abierta y no tan puntual. "Y luego, sobre todo si el baño es grande, se puede acudir a efectos escénicos, como colocar una luz directamente dentro del espejo, en un sector esmerilado, o incluso iluminar los espejos por detrás", explica.

Luminarias adecuadas

"Lo que recomendamos son las luminarias con un IP elevado, que es más estanco. Lo que el ‘IP’ indica es la protección contra sólidos y líquidos, algo clave en ese espacio junto con la elección de materiales que no se corroan con la humedad", aporta Staffolani, de Philips.

"Para un esquema básico, sobre todo en un baño chico, lo primera opción es una sola fuente de luz sobre el espejo. Si es posible, lo ideal es sumar dos más a los costados, de forma tal que no se proyecte ninguna sombra. Y luego, sí se puede llegar a agregar alguna luz más general, o incluso dentro de la ducha en cuartos de baño más grandes", concluye.

Consejos prácticos

Dimerizar es la tarea. Sobre todo en la cocina, tener la posibilidad de regular la luz resulta sumamente práctico. Así se podrá tener, por ejemplo, una luz general fuerte para el momento de cocinar y otra más suave para cenar o incluso para dejar apenas encendida durante la noche. Por lo demás, dimerizar no es algo difícil: solamente hay que cambiar la tecla y –eso sí– averiguar con el electricista si el artefacto lo permite.

Ese toque personal. Una opción atractiva para la cocina es iluminar el interior de las alacenas, sobre todo el de las más profundas. Si además tienen puertas de vidrio esmerilado, pueden ofrecer una variante sutil de la iluminación de efecto.

El encanto de la discreción. "La mayoría de las veces prefiero que el artefacto de iluminación pase lo más inadvertido posible", señala Ibarroule. Tal vez en algún sitio sí sea posible elegir una pieza que se destaque por forma y color, pero tampoco se trata de convertir los espacios en un muestrario de artefactos".

Tendencias al día

** "No hay por qué tenerle miedo a la luz de tubo en la cocina", afirma Zunino. "En el estudio la usamos mucho: brinda una luz general eficiente y evita deslumbramientos, al margen de que hoy existen artefactos realmente bonitos para contenerlos".

** "En todo lo que es diseño, se viene el cromado y el vidrio difuso", asegura desde Philips Romina Staffolani. "Además, como están de moda las cocinas blancas y negras las campanas –que son otra fuente de iluminación– de metal en colores fuertes, están al tope de las tendencias".

** "Algo que hemos hecho en algunos proyectos y resultó acertado fue iluminar el sector bajo mesada, de forma que se ilumine también el piso. Se puede crear un efecto interesante, además de que ésa puede ser la luz que quede encendida durante la noche", comparte el arquitecto Adrián Ibarroule.

Una constante inspiración

Hace tiempo que el diseño de la iluminación es un asunto neurálgico en las ferias de diseño del mundo, que año a año muestran interesantes avances y combinaciones jugadas más allá de los nuevos desarrollos tecnológicos. "Particularmente, me encanta ver lo que hace Ingo Maurer, que ha creado cosas increíbles como la serie ‘Birds’ o las lámparas colgantes ‘Zettel’", señala María Zunino sobre este diseñador alemán que no por nada es llamado "el poeta de la luz". "Y después está Philippe Stark, capaz hasta de inventar una lámpara a partir de un salvavidas"..

LAS
+
VISTAS