Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$38,90
 
 
espacioliving.com

Tres vueltas de páginas deco en librerías de barrio

Son lugares perfectos para aprender nuevas y originales formas de guardado. Mirá estas propuestas y contanos cuál es la idea que te gustó más

Por Verónica Mariani

Las librerías pequeñas de barrio no sólo tienen su encanto por ser únicas y, por lo general, atendidas por sus dueños. También son grandes organizadoras de espacios y libros, y fuentes de inspiración para el que busca algo más que historias escritas. Recorrimos Palermo y encontramos tres ejemplos de buena letra e ideas.

  Foto: Living
  Foto: Living
  Foto: Living
  Foto: Living
  Foto: Living
  Foto: Living
 

Javier, Diego y Néstor son los dueños de Crack Up, una librería antecedida por un café donde pasar, tomar algo rico y leer, ¿por qué no?, las primeras páginas de un nuevo libro. Entre pilas y pilas de ediciones tentadoras, encontramos dos buenas ideas: sus estantes para exhibir libros y la manera que resolvieron la doble altura. En el primer caso se trata de paneles de madera amurados a la pared con una pequeña superficie donde apoyar los libros de frente, para que se luzcan sus tapas. Esto está bueno para acomodar los ejemplares más lindos que tenemos en casa, alternados con cuadros que no queremos colgar con un clavo.

En Crack Up ganaron casi el doble del espacio dividiendo el ambiente en dos, creando un nuevo sector superior sostenido por vigas de hierro pintadas. Así sumaron un generoso espacio de guardado para tantos libros, aireando e iluminando la planta baja gracias a la abertura central. Crack Up se encuentra en Costa Rica 4767, Palermo (más información: libros@crackup.com.ar).

  Foto: Living
  Foto: Living
  Foto: Living
  Foto: Living
  Foto: Living
  Foto: Living
  Foto: Living
  Foto: Living
  Foto: Living
 

Libros del Pasaje es una librería amplia, luminosa y gobernada por la madera. Una de sus dos perlitas se traslada con ruedas. Estamos hablando de los carritos centrales con firmes ruedas de goma que acomodan los libros por tipo de literatura, y que se pueden mover para limpiar fácilmente el suelo.

La segunda perla es cómo encontraron más espacio de exhibición de libros usando dos columnas estructurales del local. Las dos están revestidas con madera y se unen con estantes amplios que acomodan revistas. Da para tenerlo en cuenta en casas o departamentos con dos columnas sosas que estén erguidas relativamente cerca.

Libros del Pasaje también tiene un café muy recomendable y se encuentra en Thames 1762, Palermo (más información: info@librosdelpasaje.com.ar).

  Foto: Living
  Foto: Living
  Foto: Living
  Foto: Living
 

Finalmente llegamos a Mil Grullas, librería perteneciente a Betty y Lula, mayormente volcadas a la difusión de editoriales y música independiente. Acá nos llamó mucho la atención el viejo escritorio vuelto a la vida como soporte de libros y revistas, que nos recuerda al escritorio protagonista de la novela La gran casa de Nicole Krauss. Sobre su superficie nos encontramos, por ejemplo, la revista Indómita Luz, dedicada casualmente a la Vivienda. Esta punta sirve para volver a mirar los muebles heredados con otros ojos y darles un uso realmente funcional, más allá de los años y su destino original.

Mil Grullas se encuentra en Malabia 1968, Palermo (más información: milgrullas@gmail.com)..

LAS
+
VISTAS