Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$40,90
 
 
espacioliving.com

Vocación natural, a pasos del río

La arquitecta Patricia Adamo rinde homenaje a las viviendas isleñas en esta casa de Tigre que construyó –íntegramente en madera– para su familia.

Gracias a la amplitud del frente, la casa se edificó en una planta, salvo por el estudio en el primer piso..   Foto: Living  / Javier Csecs
  Foto: Living
La chimenea (Ashwood) es protagonista. La mesa ratona (Villatte) nos da la pauta del gusto de los propietarios por el mobiliario rústico.   Foto: Living  / Javier Csecs
En todos lados, el calor y el color de mantas, alfombras y almohadones hechos con textiles del norte..   Foto: Living  / Javier Csecs
Primer plano de la secrétaire del bisabuelo del marido de Patricia..   Foto: Living  / Javier Csecs
La lámpara que la acompaña es un cricket de Ford T: al moverlo, la pantalla sube y baja; la mesa de comedor estilo campestre. La luminaria colgante de diez pantallas sostenidas por un durmiente; alfombra color hueso (todo de Villatte)..   Foto: Living  / Javier Csecs
Las macetas de las que habla Patricia descansan en una mesa de carpintero que perteneció al bisabuelo de su marido..   Foto: Living  / Javier Csecs
Sobre la mesa, detalles artesanales como las rejillas hechas con moldes antiguos.   Foto: Living  / Javier Csecs
La galería tiene distintos rincones que dan movimiento y gracia a las vistas de la casa desde el jardín y viceversa. Acá, Mesa con sillas cerveceras.   Foto: Living  / Javier Csecs
Detalles de accesorios, pequeñas esculturas y bateas compradas en distintos viajes.   Foto: Living  / Javier Csecs
Detalles de accesorios, pequeñas esculturas y bateas compradas en distintos viajes.   Foto: Living  / Javier Csecs
Detalles de accesorios, pequeñas esculturas y bateas compradas en distintos viajes.   Foto: Living  / Javier Csecs
En el deck que avanza sobre el césped, juego de living con sillas muy camperas hechas de madera recuperada y una mesa con una base de varillas de alambrado (todo de Villatte).   Foto: Living  / Javier Csecs
Mesadas de Silestone que termina en un desayunador y las alacenas hechas a medida. La cocina y anafe de acero inoxidable (todo de Cata) son de línea industrial.   Foto: Living  / Javier Csecs
El dormitorio principal tiene salida directa al jardín. Las cortinas reiteran el color de las celosías pintadas de rojo ‘Orquídea Rubí’ de Alba..   Foto: Living  / Javier Csecs
Al pie de la cama, un mueble de líneas modernas (Villatte) sirve como espacio de apoyo y de guardado.   Foto: Living  / Javier Csecs
Detalle del baño en suite..   Foto: Living  / Javier Csecs
El estudio es el único ambiente en planta alta. El escritorio en forma de “C” fue diseñado por Patricia para que todos los miembros de la familia pudieran trabajar a sus anchas..   Foto: Living  / Javier Csecs
Alrededor de la pileta se plantaron hemerocalis, que dan una bellísima flor amarilla..   Foto: Living  / Javier Csecs
  Foto: Living
Junto a la casita del fondo está el tesoro: un roble centenario salvado por esta familia y que hoy se está recuperando gracias a su cuidado..   Foto: Living  / Javier Csecs
 
Producción y Texto: Silvina Bidabehere | Fotos: Javier Csecs

Mi marido siempre dice que, al final, yo terminé haciendo lo que quería. Porque así son los maridos, y más cuando vos sos la arquitecta", dice entre risas Patricia Adamo cuando empezamos a hablar de la construcción de su casa a metros del río Luján. "En realidad, el proyecto partió de un sueño de él: vivir en una casa de madera inspirada en la construcción isleña, en la que cada rincón te remitiera a lo campestre".

Cuando compraron el terreno, lo que contenía –literalmente– eran ruinas y un almacén abandonado en el frente. Alrededor, enredaderas desmadradas, ladrillos, arbustos inmensos, pastizales. "Una verdadera selva", recuerda Patricia con la conciencia de quien trazó el proyecto, dirigió de obra y, por eso mismo, entiende a fondo el enorme trabajo realizado. "La madera nos dio grandes satisfacciones desde el inicio: es un elemento muy noble, ideal para esta zona donde los suelos ceden". Mientras conversamos en su living, sus palabras de cobran sentido: ella habla de energía, de calidez y del bienestar que transmite ese material. Y los visitantes percibimos de inmediato esa quietud tan difícil de transmitir con palabras. Una sabia selección de colores y una impecable curaduría de muebles –todos de espíritu rústico y un diseño muy personal– completan el cuadro. El resto, como diría Patricia, lo hace la madera. De manera sutil, pero conmovedora.

La arquitecta SugiereCOMPARTILO

* "Hay una noción equivocada: se cree que construir con madera es más caro que con hormigón, pero hoy existen maderas económicas, tratadas para durar muchos años".

* "A diferencia de otros países, creo que acá ‘se desconfía’ de la madera o se la usa poco por influencia de la cultura italiana y española, que prefiere el ladrillo y la piedra".

* "La madera es un elemento muy noble y ofrece un proceso constructivo más racional que el ladrillo, ya que no hay que romper paredes recién hechas para pasar las cañerías".

* "Una casa de madera es ideal para terrenos que ceden, o barrios cerrados con suelos de relleno, ya que es cuatro veces más liviana que una construcción tradicional, pero no por eso es más frágil".

* "Es un material que no tiene inercia térmica, muy aislante, sobre todo cuando se lo complementa con aberturas herméticas y de doble vidrio. Por algo en las zonas frías la arquitectura de madera es la predominante".

* "Lo más importante es contratar carpinteros idóneos, que sepan hacer muy bien su trabajo". .

LAS
+
VISTAS