Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$40,90
 
 
espacioliving.com

Cómo es la casa argentina de Francis Ford Coppola

El cineasta llegó a Buenos Aires para hacer una película y, luego de un año de filmación, dejó funcionando Jardín Escondido: su hotel boutique y su hogar lejos de casa.

En el living-comedor hay mesas grandes y rincones confortables que se comparten con total naturalidad por todos los huéspedes..
Los textiles de la casa son en su mayoría aguayos (los que están enmarcados, son de origen peruano y boliviano), algunos comprados en Arte Étnico, un local que responde a la perfección al estilo buscado por el matrimonio Coppola. Sobre el sillón, obra de la artista Marta Parga..
La cocina está abierta las 24 horas para los huéspedes, que muchas veces deciden prepararse una comida casera..
El hecho de haber distribuido la pileta doble, el horno profesional con campana y el microondas en dos mesadas de cemento alisado permite que varias personas cocinen a la vez sin estorbarse..
En la pared, “Andy 1”, retrato de una mujer. Este óleo sobre tela de 50x60cm es obra de la artista brasilera Thais Zumblick, que actualmente vive y trabaja en Buenos Aires..
La habitación Francis tiene la particularidad de integrar la pileta del baño puertas adentro. El piso de ladrillo barnizado se suaviza con alfombras coloridas, ubicadas atinadamente lejos de lavabo..
Aquí conviven muebles antiguos con artefactos modernos, como la lámpara de mesa y los veladores de pared que rodean la cama..
Al final de uno de los pasillos, la grata sorpresa de un centenario tapiz oriundo de Santiago del Estero..
Epígrafe (515) Esta habitación se destaca por la alfombra de cuero de vaca y la biblioteca empotrada, llena de vasijas y adornos de alfarería..
En la mesa de luz, un catálogo de los productos Mammarella..
La mayoría de los muebles de Jardín Escondido son de segunda mano, recuperados con esmero por expertos artesanos..
Jardín Escondido fue diseñado como un refugio verde en el medio de la ciudad. Todos los huéspedes tienen acceso a los espacios comunes y, si el clima acompaña, hasta pueden disfrutar un desayuno continental a cielo abierto..
El color de la fachada, el contrafrente y las galerías se conoce como sangre de toro, habitual tanto en villas italianas como en muchas casas coloniales y buena pareja para el gris, el negro o el verde..
Francis Ford Coppola, en su viñedo de Nappa. Jardín Escondido es uno de sus tantos hoteles boutique, que se encuentran en lugares paradisíacos como Belice, Guatemala o Nueva Orleans..
Con el asesoramiento del paisajista Daniel Bazzano Coppola se encargó de diseñar cada patio, pero todos coinciden en ser exuberantes, un logro si se considera que tienen solado de ladrillo y se depende en gran medida de macetas..
 

Producción: Violeta Quesada | Fotos: Daniel Karp | Texto: Verónica Mariani.

De poco sirve querer entender los caprichos del destino. A veces las cosas pasan y punto. Por ejemplo, una simple idea puede llegar a convierte en guión y, éste, en un pasaje aéreo sin escalas. Por supuesto, eso no es algo inusual para un gran director de cine como Francis Ford Coppola, pero quedan más eslabones en la historia.

Por empezar, no quiso alojarse en un hotel: prefirió una casa que representara fielmente la idea de bohemia y arquitectura porteña que habitaba su imaginario. Así llegó fue como llegó a una construcción de 1920 (originalmente cinco PH) que, en años recientes, los arquitectos Horacio Menéndez y Javier Figueroa habían reformado para unificarlos. El lugar en pleno Palermo terminó convirtiéndose en su hogar por un año mientras filmó la película Tetro y, más adelante, en Jardín Escondido, un hotel boutique que puede alquilarse por entero, por sectores o, lógicamente, también por habitación.

El director estadounidense y su mujer, Eleanor, compraron y moldearon la propiedad a piacere. Juntos conocieron artistas y personajes locales, y recorrieron locaciones, anticuarios, mercados de pulgas y locales de decoración de fuerte impronta local –como Arte Étnico Argentino de Ricardo Paz–, seleccionando los objetos y muebles que otorgarían la esencia a Jardín Escondido. Para cuando se anunció el último "¡corte!" de la ambientación del hotel y sus jardines, Coppola no tuvo que editar nada..

LAS
+
VISTAS