Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$38,90
 
 
espacioliving.com

Consejos para un buen aislamiento acústico

Conocé cuáles son los factores que tenés que tener en cuenta para evitar la transmisión de ruidos en tu casa

 

Por Gustavo Peláez.

Un tema al que quizá no le prestamos mucha atención es cómo encarar la aislación acústica en nuestra casa. Aquí, algunas soluciones prácticas para que sepas cómo controlar los ruidos:

* Principalmente debemos tener en cuenta que para aislar un lugar es prioritario mantener su hermetismo. Hay una regla que es fundamental: por donde pase el aire también pasarán los sonidos.

Hay muchos factores que repercuten en el interior de un espacio:

* El emplazamiento de la construcción (una calle muy ruidosa o una avenida).

* El material utilizado para levantar las paredes (en especial las de madera o de cartón yeso, que no hayan tenido en cuenta una aislación acústica apropiada).

* El espesor del muro (que juega un papel fundamental como barrera y contención del sonido).

*Los contrapisos también son transmisores del sonido, al igual que las cajas de ascensores.

¿Qué mecanismos sirven para aislar?

* Los más tradicionales son los burletes, cuya misión es la de sellar las uniones en puertas y ventanas. Estos evitarán la entrada del aire y, por ende, los sonidos externos.

* Una alternativa sencilla es recurrir a cortinas que estén confeccionadas con géneros pesados, que ayuden a amortiguar los ruidos.

* El uso del doble vidrio también es buena opción. El acristalamiento está formado por dos piezas separadas y selladas en su perímetro, delimitando una cámara de aire estanca con una función aislante.

Si buscamos algo más elaborado y efectivo, tenemos que pensar en otro tipo de soluciones. Se puede crear una doble pared con placas de cartón yeso, y rellenar la cámara que queda hacia el muro original con materiales aislantes, como la lana de vidrio (que absorbe las vibraciones). Si la necesidad es de mayor hermetismo, se pueden colocar barreras acústicas asfálticas o de caucho, que son mucho más eficaces. Todo esto también es válido esto también para un cielo raso.

Cuando se trata de amortiguar ruidos sobre el suelo, una buena alternativa es acudir a un piso flotante, cuya manta de polietileno ayuda a aminorar los sonidos. Las alfombra aportan lo suyo, sobre todo si debajo se coloca una capa de espuma poliuretánica..

LAS
+
VISTAS