Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$32,90
 
 
espacioliving.com

Qué tener en cuenta antes de retapizar

Consejos de una experta para una renovación exitosa, sin pérdidas de dinero ni frustraciones

 

Por Gustavo Peláez.

A la hora de renovar el tapizado de un sillón, respaldo de cama o sillas, hay algunos puntos imprescindibles. LIVING consultó a la diseñadora textil Denisa Emeri, quien nos dio algunas claves para que el proceso de retapizado sea un éxito; aquí, el resultado.

Pensando en el espacio

* Prestá atención a cómo es el lugar: sus características de luminosidad, amplitud y usos; en la elección considerá la presencia de chicos.

* Andá a lo seguro: apostá pór colores neutros, que se caracterizan por su fácil combinación.

* Para un dormitorio, más allá de elegir tonos que sean relajantes, pensá en incorporar texturas suaves al tacto, entre ellas lino y algodón.

* Un punto importante es equilibrar materiales de textura pesadas con otros livianos para que no quede una atmosfera tan cargada.

* Si vas a tapizar una pieza con el objetivo de resaltarla, lo recomendable es elegir un género jugado en cuanto a su diseño o color.

La limpieza

*Para que el mantenimiento sea más efectivo, podés pensar en confeccionar una funda. Son fáciles de desmontar y, por lo general, de lavar; y resultan ideales para los cuartos de los más chicos.

*Para la cabecera de una cama lo mejor es usar un textil que tenga una trama de tejido resistente y de fácil limpieza.

*En cuanto a las cortinas, tomá en cuenta que los géneros pueden decolorarse con la luz; usar siempre los apropiados para esta función.

En cuanto al material

*Lo mejor es inclinarse por las fibras naturales, son más resistentes y de mayor duración. Sin embargo, el algodón suele ser muy elegido por resultar económico, de fácil combinación y durable. También la lana y la seda son lindas alternativas, aunque más frágiles y costosas.

*Elegí un género cuya mezcla sea con un material sintético en un 10% o 15% para que no se arrugue tanto y sea más resistente al roce.

* Para las las sillas de uso intensivo los mejores materiales son el algodón y otros tejidos que cuenten con proceso anti-mancha.

Para el mantenimiento

* Cuando la tela es de difícil acceso o no se pueden desmontar, lo mejor es apelar frecuentemente a una aspiradora.

* Para que el algodón no encoja en el lavado, lo ideal hacer el primero con agua a una temperatura de 60°C.

* Para las manchas en géneros de tapicería que sean lavables, antes que nada se deben absorber con una servilleta de papel. Luego hay que aplicar una esponja húmeda con jabón y frotar con suavidad, antes de realizar el lavado habitual..

LAS
+
VISTAS