Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$32,90
 
 
espacioliving.com

Consejos para incorporar un mueble de estilo en tu living

Te acercamos algunas recomendaciones a la hora de sumar una pieza antigua en la deco de tu casa

 

Un mueble de estilo es una joya, una pieza que debe tener el protagonismo que se merece. Por eso no es una tarea sencilla incorporarlo en una ambientación que no responde a sus orígenes. ¿Qué cuidados tener para no cometer errores?

"Sin duda, en la actualidad hay una tendencia de combinar los estilos, pero se debe tener cierta cautela al hacerlo. La pieza antigua le da un carácter de sofisticación y elegancia a la decoración. Por ejemplo, una mesa de comedor contemporánea con líneas simples y buen diseño combina a la perfección con sillas de estilo Luis XV o Luis XVI", describe Liliana Mestanza, integrante del Fontenla Design Team. La experta va todavía más allá e invita a centrarse en los revestimientos de cada uno de los muebles: "Lo ideal es que esas sillas tengan un acabado no tradicional, dejando atrás el lustre nogal propio de las piezas. En cambio, se puede reemplazar por un plateado a la hoja o terminarlas con un laqueado en blanco o negro."

Por su parte, Alejandra Mastenbaum, socia de Línea D Interiorismo, sostiene que para integrar y equilibrar muebles antiguos y modernos hay que dejar que "prime uno de estos dos estilos y la clave está en acompañar con algunas piezas tipo escultóricas del otro. En estos casos la proporción es la clave. Me gusta introducir el objeto protagonista a modo de arte, que sea un elemento distinguido. Se debe notar claramente que es intencional".

Un elemento que siempre viste el ambiente y aporta una personalidad que va con la época victoriana es el dressoire. "Este tipo de asiento o un par de sillones de estilo francés complementan la decoración que puede ser acentuada con una paleta de colores adecuada; esta última puede marcarse desde la unificación de los tapizados, cortinas y alfombras", agrega la diseñadora de Fontenla.

Para ambas especialistas, la incorporación de accesorios debe ser cuidada y seguir una línea estética. Así, para Mestanza las piezas de plata o cristal suman, al igual que los cuadros (siempre que sean originales). Mientras tanto, Mastenbaum agrega que es factible apelar a las fotos antiguas, pero deben estar por una razón. "Se pueden usar si tienen un sentido afectivo y hay que acompañarlas con marcos antiguos reciclados. También es posible armar un sector en una pared con distintas medidas. Y, por supuesto, el arte de todos los tiempos siempre es bienvenido".

Por último, hay una regla de oro a la hora de incorporar una pieza de estilo: ésta debe estar en buen estado (restaurada o no) y ser original. Pretender ser lo que no se es le quita valor al ambiente..

LAS
+
VISTAS