Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$40,90
 
 
espacioliving.com

Todo lo que tenés que saber sobre los vinilos

Los vinilos siguen haciendo furor en el mundo de la decoración, y las razones del fenómeno saltan rápidamente a la vista: se trata de productos súper versátiles, muy fáciles de adherir y, en general, bastante accesibles

 

¿Cómo se venden?
Casi siempre se organizan en líneas temáticas, o según la superficie sobre la que se quiera aplicar. Dependiendo del tamaño del diseño, pueden adquirirse en tubos de cartón (los más grandes) o en blisters (los más pequeños). Los envases incluyen en su interior las instrucciones de colocación.

¿Qué tipos de vinilos existen?
Existen vinilos brillosos y otros con acabado mate. Y otro punto es que la mayoría de las tiendas brindan a los clientes la posibilidad de enviarles un diseño o una foto para que a partir de ellos puedan realizarles un vinilo personalizado. Por último: algunos diseños son láminas de una aplicación, mientras que otros pueden cortarse, separarse y aplicarse en diferentes lugares y direcciones, buscando incluso seguir una misma línea decorativa en distintas superficies.

¿Dónde colocarlos?
Los vinilos se adhieren mejor a superficies duras y lisas: paredes, puertas, techos, ventanas, azulejos, muebles, cerámica, madera, papel pintado, espejos, termos, computadoras, electrodomésticos, etc. Pero no son recomendables las paredes con un terminado rugoso ni para sitios con humedad o cercanos a la calefacción. Un dato más: además de ser lisa, la superficie debe estar bien limpia, seca y libre de polvo y grasa. Si la pared está recién pintada, habrá que esperar a que se seque bien, por lo menos durante una semana.

¿Qué hacer si quedan burbujas?
En superficies como el vidrio o los espejos es posible que al aplicar el vinilo queden burbujas de aire. Si después de 3 días no se van, éstas pueden pincharse frotando luego desde los bordes para eliminar el aire.

¿Pueden reutilizarse los vinilos?
Los vinilos pueden retirarse de la superficie a la que hayan sido adheridos, aunque en el caso de las paredes es posible que queden daños. Para la hora de quitarlos, lo mejor es aplicar calor con un secador de pelo y luego despegarlos con mucho cuidado desde una punta. Eso sí: no pueden reutilizarse. Los vinilos sólo se aplican una vez.

¿Cómo los cuido?
Para mantener limpios los vinilos sólo hay que limpiarlos con un paño húmedo. Pero nunca con productos abrasivos, ya que podrían rayarse. Dependiendo del lugar donde sean colocados, suelen tener una duración de 5 años.

¿Cómo pegarlos?
Colocar los vinilos es tan fácil como pegar una calcomanía. El producto está compuesto de 3 capas: a) el protector, b) vinilo con diseño y color elegidos, c) papel de transferencia.

Aplicación paso a paso:
1. Retire las láminas del envase y, sin despegarlas aún, elabore el diseño en el espacio correspondiente.
2. Si en una misma lámina hay dos o más figuras, puede cortar cuidadosamente con una tijera y separarlas para ubicarlas en distintos lugares.
3. Quite el papel blanco del dorso.
4. Adhiera la figura a la superficie sobre la que quiera pegarla y presione con los dedos –o una tarjeta de crédito, o una espátula, o un trapo, pero nada afilado– desplazando desde el centro hacia los bordes.
5. Una vez adherida, retire con suavidad la lámina transparente..

LAS
+
VISTAS