Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$32,90
 
 
espacioliving.com

20m2 para disfrutar al aire libre

Tapizando sus muros de plantas, Anika Cundo convirtió en oasis los acotados metros al descubiertodel restaurant y bar Leopoldo.

Producción: Violeta Quesada | Fotos: Magalí Saberian.

Desde su emprendimiento Anika Flor, Anika Cundo ofrece arreglos florales únicos y ambientaciones naturales para eventos o locales, tal como lo hizo en este restaurante de Palermo. En un espacio reducido y que tenía que dejar el centro libre, propuso una ingeniosa variante de un jardín vertical.

 
Jarra metálica roja, juego de herramientas Tramontina en una canasta de seagrass y tijera de podar (todo de Sodimac).
 
Un conjunto de doce macetas de hierro de 1x,0,20x0,20m colocadas sobre una panel de cañas de bambú permitió crear este jardín colgante. Hasta media altura, las paredes están revestidas con tablas de palo santo, la misma madera que se eligió para el piso. (Consejo: cuanto menos sean los metros, más habrá que limitar la lista de materiales y de especies.)
 
Elevan la altura de la terraza -y con ello contribuyen a crear una sensación de retiro- una fila de palmeras. La pared vidriada con puerta corrediza llena el interior del restaurante de luz natural y le da al comedor un punto de fuga verde que agranda el espacio. Los muebles elegidos, de líneas simples para aprovechar el espacio al máximo, repiten el motivo del entablonado. Sin respaldo, los bancos tampoco obstaculizan la vista.

 
En la pared lateral izquierda, se dejó espacio para armar un cantero con dracenas..

LAS
+
VISTAS