Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$40,90
 
 
espacioliving.com

¿Cómo cuidar las diferentes telas?

Una serie de trucos y normas súper fáciles para que las telas, tapizados, almohadones y acolchados luzcan siempre como nuevos.

 

TELAS UBICADAS EN LUGARES DIFÍCILES. Cuando las telas se colocan en superficies difíciles, imposibles de desmontar y meter en el lavarropas, lo mejor es repasarlas frecuentemente con la aspiradora. También se puede utilizar espuma en seco, ya que lo más aconsejable es no mojarlas nunca.

PARA QUE NO ENCOJA EL ALGODÓN. Para que las telas de algodón no se encojan tienen que lavarse por primera vez a una temperatura de 60 grados. Para fijar los colores antes de lavarlas, el secreto es sumergirlas primero en agua fría y vinagre.

CÓMO LAVAR LOS MOS QUITEROS DE GASA O TUL. Cuando son de algodón se pueden lavar en el lavarropas con agua fría y plancharse del revés mientras aún están húmedos. Si el tul es de seda, de nailon o viscoso, es mejor lavarlo a mano o con un programa de lavado suave. Jamás hay que escurrir o centrifugar, y siempre secar a la sombra. Si se plancha, hacerlo a temperatura baja.

SOBRE LOS TEJIDOS CON ENCAJES. Las telas con encajes delicados deben lavarse a mano y con un jabón suave. Lo ideal es plancharlos del revés y sobre una superficie mullida para que no pierdan su característico relieve.

TELAS DELICADAS. Cuando se ensucia una tela frágil, es necesario probar primero si es posible limpiarla con una esponja embebida en agua y jabón, y luego tratarla con espuma seca. Si aun así no sale, lo más recomendable es acudir a una limpieza profesional.

LA LIMPIEZA DE LOS SILLONES. En general, se recomienda hacer la limpieza cotidiana con una aspiradora y una limpieza con vapor cada 8 meses.

MANCHAS EN TAPICERÍAS LAVABLES. Cuando se mancha una tela de tapicería lavable, lo primero que hay que hacer es absorber la suciedad con una servilleta de papel. Luego se pasa una esponja húmeda con un poco de jabón y se frota con suavidad.

EL CUIDADO DEL TERCIOPELO. El terciopelo debe limpiarse con espuma seca y, en el caso de manchas, intentar quitarlas con una esponja húmeda. Para recuperar el aspecto suave del pelo, al igual que la pana, debe aplicársele vapor y luego pasarle un cepillo suave.

GASAS RELUCIENTES COMO SI FUESEN NUEVAS. La gasa es una tela que puede provenir del tejido de algodón, de lino o de acrílico. Este tipo de trama se debe dejar en remojo y lavar con jabón y mucha suavidad. Si la gasa es blanca, se pueden agregar además unas gotitas de lavandina.

UNA LANA SIN BOLITAS. Es muy común que a la lana se le formen bolitas o pelusas difíciles de eliminar. Para quitarlas se puede pasar una hojita de afeitar con muchísimo cuidado, aunque si la idea es que no se produzcan, los tejidos deben lavarse a mano y muy suavemente..

LAS
+
VISTAS