Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$79,90
 
 
espacioliving.com

Cuatro propuestas para festejar el Día de la Primavera

Muy lejos del picnic, te traemos distintas ideas para celebrar el comienzo de la nueva estación. ¿Cómo te gusta festejar a vos?

Por Verónica Mariani.

Arrancamos la primavera convocando a cuatro especialistas para que vistan el cambio de estación con propuestas fáciles de hacer, para disfrutar en casa o en la oficina. En esta guía, ideas y recursos para cuando el clima no acompaña o el tiempo no alcanza.

 

EN LA OFICINA. La nueva estación puede vivirse en cualquier oficina y no limitarse a los bosques o plazas del país. Juliana Berenguer, event planner, intervino con color y muy buenas ideas dos escenarios clásicos de una empresa, la sede nacional de Provokers, una consultora de innovación y market research.

La experta desarrolló una puesta en escena bajo el concepto de cómo festejar la primavera en la oficina sin grandísimas producciones ni gastos excesivos, utilizando algunos materiales cercanos y otros económicos. Los espacios beneficiados fueron una estación de trabajo individual y la sala de reuniones de Provokers, por si el viernes termina en picnic para todo el equipo.

Para un festejo en el lugar de trabajo Juliana sugiere:
1) Mirar alrededor de la oficina y ver con qué materiales contamos (post it, fundas de CD, sobres, ganchitos de colores, vasos térmicos, marcadores resaltadores, etc.).
2) Emplear todo aquello que nos ayude a ambientar que no invada las tareas de la jornada.
3) Seleccionar todos los elementos que aporten color, bien a tono con la primavera.
4) Comprar flores y cintas en la mercería. Apelar al cuadrillé, las canastas, estampas con pájaros y mariposas, entre otras cosas.
5) No olvidar que con la impresora e lnternet podemos hacer muchas cosas, ¡más si imprime a color! Se pueden buscar freebies online para hacer individuales, porta saquitos de té, carteles, banderines, minibanderines para las pc/notebooks, etc.
6) Comprar cosas ricas, cookies, cupcakes, macarons, budines y disfrutar un desayuno festivo, hacer una picadita o, por qué no, un buen brunch.

Siguiendo estas pautas, Juliana usó broches de madera pintados para armar un portarretratos o soporte para sostener una postal colorida; blondas para adornar las tazas de la oficina; un simple tacho de basura de escritorio como florero; y washi tapes (cintas adhesivas de colores) con un hilo para crear un minibanderín para la pantalla de la computadora.

En la sala de reuniones, un cuaderno se convirtió en bandeja forrada con un género a lunares; botellas de vidrio actuaron de floreros; un grupo de sobres de CD con papeles de colores en su interior se volvieron una guirnalda; y largas cintas de colores alegraron la mesa, mientras la laptop espera que respondan mails.

Y si todas estas ideas son buenas pero no alcanza el tiempo para ejecutarlas, Juliana propone "Spring in a box", un producto de su marca Rabanal que comprende una caja con dos banderines de tela (1.5m cada uno), dos caminos vichy, 24 cookies en forma de flor, y un arreglo floral a $ 420 (realiza entregas a domicilio). Rabanal también tendrá packs armados para el Día de la Madre y Halloween.

Más info: julianaberenguer@gmail.com | Cel.: (15) 5740-7092.

 

CON LOS CHICOS. Vero Pasman, diseñadora y creadora de Burbuja de Papel, comparte una idea original para celebrar este día con los chicos. El año pasado ayudó a sus hijos a armar una florería en la puerta de su casa. Los chicos hicieron los carteles y las flores del jardín se presentaron en vasos altos de plástico, listos para llevar por el vecino comprador. Cuenta la diseñadora que la experiencia fue genial y los chicos se divirtieron mucho con muy poco.

Siguiendo la línea de las manualidades, Burbuja de Papel presenta su "Frasco de Arte" que contiene 35 pompones surtidos, 27 limpia pipas de colores, 16 ojitos adhesivos, 5 piedras adhesivas, 10 papeles de origami, 15 palillos de madera, 50 formitas de papel y 6 plumas, un surtido variado para que los chicos pongan su imaginación al servicio de los carteles de la florería o presentaciones de las estrellas del stand, entre tantas otras cosas que pueden hacer.

Más info: info@burbujadepapel.com

 

EN CASA CON AMIGAS. Si nos basamos en las estadísticas de los últimos veinte años es mejor planear un picnic de primavera en casa que afuera. Por lo menos así estaremos a resguardo de la lluvia. La diseñadora Vero Farías propone un té hippie chic con amigas, con toques frescos y festivos, puertas adentro con el mismo espíritu relajado del mantel sobre el pasto. Para lograrlo, cambió detalles de un living hasta transformarlo en un espacio renovado, listo para el disfrute. Ya mover los muebles de lugar supone un cambio de aire y el símbolo de la paz, las letras "OM" y las velas recrean al concepto buscado.

Vero propone vestir a los sillones y almohadones de siempre con manteles, echarpes o pañuelos grandes floridos o de colores para lavarles la cara. Sugiere crear rincones dónde servir la comida y la bebida, para que sea un autoservicio descontracturado (una pila de revistas puede servir de mesa de auxilio para colocar una bandeja con vasos y limonada fresca, o una vieja maceta con bandeja como tapa es una simpática mesa adicional. Los detalles de color se los puede dar un vaso lleno de sorbetes divertidos o hebillas que usamos todo el tiempo devenidos en servilleteros por esta vez -también puede ser un lindo regalito para nuestras amigas). No faltan flores por todos lados, un plantín de estación presentado en maceta como detalle de la mesa, y un acolchado a tono en el piso para invitar a nuestras amigas a descalzarse y sentirse cómodas, como en un parque.

Para un encuentro tan romántico y femenino, Virginia Sar del blog Divino Macaron le pone sabor y nos regala la receta para hornear cupcakes de vainilla caseros y un yogurt helado de frutillas.

Más info: vero@verofarias.com.ar | Divino Macarón: virginiasar@gmail.com

 

EN CASA, DE A DOS. La estilista Ana Inés Gil con la mirada de la fotógrafa Victoria Schiopetto proyectó una mesa de primavera para disfrutar de a dos. "Me inspiré en un almuerzo con reminiscencias de la Provence, al sur de Francia, un lugar que adoro. Tengo debilidad por los géneros antiguos y todo lo que se parezca a un repasador", comparte la estilista.

Para su romántica puesta en escena, eligió un mantel blanco con las líneas rojas y azules, y superpuso platos, un detalle que le gusta mucho. En este caso usó uno de base con borde estampado, el del medio de vidrio labrado y como tercero uno celeste de porcelana inglesa. Los vasos son típicos ejemplares de cantina, bien simples de vidrio transparente.

"Para elegir las servilletas pensé en estas dos azules bien playeras. Mi debilidad por los objetos de alambre hizo que sí sí hubiera en esta mesa un fanal de chapa y alambre viejo y gastado. Adentro suele ir con una vela pero como este almuerzo es de día, le puse una maceta con una suculenta. Y además, siempre prefiero diferentes cubiertos que voy juntando y comprando con el tiempo en mercados de pulgas, o me traigo de algún viajecito", explica Ana Inés, asentando que la diferencia está en los detalles.

La escena se completa con una fuente antigua de piedra y unos banderines hechos con pañuelos de flores elaborados por la marca Güisky. El resto de los objetos son de Ana Inés, que compra y atesora para sus producciones y para la vida misma.

Estilismo: Ana Inés Gil | Fotos: Victoria Schiopetto.

LAS
+
VISTAS