Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$32,90
 
 
espacioliving.com

Géneros de temporada: la tendencia en almohadones, mantas y tapizados

La diseñadora Susana Piazza, creadora de la firma Cuatro Elementos, te da algunas claves de moda para decorar con telas

 

Así como existen tendencias en el mundo de la indumentaria, también hay una moda en materia de decoración. Los géneros aportan colores y grandes posibilidades de cambio en una ambientación, por lo que son grandes aliados a la hora de renovarse.

En la actualidad se suelen buscar telas novedosas. En este sentido, el mercado ofrece cada día una más amplia variedad, especialmente de fabricación industrial. Pero para quienes busquen tramas distintivas, les recomiendo optar por géneros pintados a mano o bordados, que permitan darle a cada pieza un toque exclusivo y personal.

Como hoy está todo permitido y hay un auge del eclecticismo decorativo, la clave para un buen uso de las telas está en cómo se conjugan sus tres características esenciales: textura, color y diseño. Hay únicamente dos estampas que están perdiendo su fuerza -por el momento-: los lunares y los dibujos más convencionales.

En cuanto a los colores, se usa mucho la paleta completa de los grises, siempre combinada con malvón, remolacha y distintos tonos aquas. Este último se vio bastante en el verano y sigue vigente en la colección otoño-invierno. Siempre presente, continua vigente el abanico completo de colores tierra, ahora con toques de piel.

En ropa de cama la tendencia son las sábanas con embozos anchos en lino o gabardina. Se los ve en color piedra y habano, todo combinado con algún almohadón pequeño en piel de conejo, por ejemplo. Con respecto al pie de cama (fundamental a la hora de terminar la decoración de un lindo cuarto), se lo usa no a lo largo, sino apoyado como una manta tejida a mano o algún mantón antiguo. En los cuartos es preferible no abusar de los estampados.

En cuanto a las cortinas, es muy jugado usar géneros con diseños ya que son muy determinantes. Por eso, al momento de decidir hay que tener muy en claro el resto del equipamiento para lograr un equilibrio.

Con respecto a la mantelería, la tendencia son los estampados llamativos con embozos lisos y servilletas al tono. Es importante destacar que como se usan cocinas neutras, queda muy bien levantar los espacios con mucho color en las telas. En cambio, en los repasadores es bueno optar por la línea de blanquería neta, en blanco y beige.

A la hora de combinar diseños, las reglas actuales son tantas como los gustos de los consumidores. Cada casa es un mundo que debe seguir la personalidad de sus habitantes, más allá de las vanguardias del momento.

 
Por Susana Piazza, diseñadora de Cuatro Elementos..

LAS
+
VISTAS