Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$ 89,90
 
 
espacioliving.com

Una casa con deco artesanal

La casa de campo y mar de la arquitecta Susana Bellotti en Camet Norte se nutre del saber de los artesanos locales, la energía del color y un entorno inigualable

En la zona del living, sobre la vibrante combinación en damero, una alfombra tejida a mano ( Husos y Costumbres). Ese espacio se armó en torno al hogar, que también se usa como parrilla..
Para proteger la parte de la casa que mira al mar, se hicieron ventanas con paños fijos y puertas tipo establo que se abren desde arriba y preservan el interior..
En el comedor, la mesa heredada se recicló con un tratamiento de arenado que despinta y hace que se destaque la veta de la madera. El mismo sistema se aplicó en el cielo raso de pino..
Para dar el efecto casa de campo/mar, usé ventanales amplios y transparencias, para que haya mucha luz y se vea el fondo desde el frente.
Sobre una de las sillas Eames, alfombra de hilo de algodón tejida al crochet ($1.400, Husos y Costumbres). Todas las carpinterías de pino tea son de demolición, y se adquirieron en remates de la zona..
Sobre la barra de madera, ensaladera y bowl (Falabella). Más atrás, en la chimenea, bowls floreados de cerámica (Cuatro Elementos). Arriba, dicroicas dirigidas sobre el área de trabajo..
La cocina, integrada en el living-comedor, se relaciona directamente con el afuera. En verano, la mesa plegable se puede sacar fácilmente para desayunar o comer en el deck mirando el mar.
Una sección del techo en policarbonato suma claridad a un ambiente ya de por sí luminoso, pero es, sobre todo, una eficiente fuente de calor..
La cama construida con troncos es obra del marido de Susana, como así también el escritorio con vista al mar y los placares. Cubrecama liso labrado (Falabella), pie de telar y manta (ambas de Husos y Costumbres)..
La silla azul es un hallazgo de la dueña de casa, que ella misma recicló: dándola vuelta, funciona como una escalerita de tres peldaños..
En el baño con paredes de cemento alisado envejecido, antigua bañera. Sobre la bañadera, toalla de algodón y cepillo madera (Falabella).
El viento con arena tiende a desgastar el encastre de las tejas y corroe la chapa de aluminio; por eso, en los techos se utilizaron cubiertas de fibrocemento..
El deck de saligna cepillada se pintó con un protector sin brillo..
 

Producción: arq. Eugenia Cides | Fotos: Daniel Karp | Texto: Lucrecia Álvarez.

Al año de recibirse, la flamante arquitecta Susana Bellotti visitó Camet Norte, en el partido de Mar Chiquita: "Algo me pasó cuando llegué. Era verde y mar; sin viviendas ni luz ni servicios... Sólo la playa y el campo. Pero sentí que parte de ese lugar tenía que ser mío, y compré el terreno con mis primeros honorarios profesionales". Poco después, conoció a su marido, y juntos se lanzaron a la aventura. Una noche soñó con casitas de colores que emergían de la tierra como topos y, a partir de ese momento, puso manos a la obra para hacer el sueño realidad. Presentó expedientes en la municipalidad para abrir calles y contactó a los propietarios de las tierras para que vendieran. Así se fue poblando el barrio en el que Susana lleva proyectadas unas setenta casas. El acierto en la tipología hizo que otros colegas replicaran recursos y elementos hasta crear el pintoresco paisaje actual. Al igual que en las casas vecinas que llevan su firma, el hogar que comparte con su esposo y sus hijos tiene el valor agregado de un detallado y amoroso trabajo artesanal en cada rincón.

LA ARQUITECTA SUGIERE.

** "En las zonas costeras, conviene invertir en carpinterías de PVC con doble vidrio, que brindan hermeticidad y mayor resistencia al clima."
** "Parta proteger aberturas de madera, se recomienda aplicar pintura de color o un protector del material y burletes de tela impermeable con doble traba."
** "En techos, la opción más segura son los tableros de fibrocemento de 6mm.Las chapas de aluminio o de zinc se pueden usar en casas a más de 500 metros del mar"
** "Lo ideal, acá, es que los accesos estén al Norte, para dejar los paños fijos que incorporarán la vista hacia el sur (hacia el mar), pero siempre teniendo en cuenta la circulación de aire."COMPARTILO

LAS
+
VISTAS