Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$40,90
 
 
espacioliving.com

Redecorate

Soluciones a tu medida

Solución 142: claves para decorar un living con cocina integrada

Hola, esta semana tuvimos el caso de Lucía, quien nos pidió ayuda para armar su nueva casa; también nos pidió consejos para seleccionar qué poner en cada rincón.

Empecemos con la distribución. Arrancaría tomando algunas ideas de las sugeridas por SoyLilian en su planito. Por la forma y las dimensiones del ambiente, lo ideal es dejar libre la mayor superficie que se pueda, para que no dé la sensación de encierro ni parezca chico.

El espacio disponible es mejor utilizarlo para guardado. Para esto, el sector que puede ser mejor aprovechado es el que está entre las dos paredes, donde se genera la "L". Esta idea se ve materializada en las imágenes de la solución.

De esta forma también se logra que el radiador quede más oculto. Miren qué bueno este estante que dejó Mechimech; serviría para cubrir el radiador al mismo de resultar decorativo.

A la hora de elegir los muebles para esa misma pared, la clave será optar por uno cerrado que sirva para guardado, con una altura no mayor de 1 metro, y de, como mucho, entre 40 y 45cm de profundidad como mucho. Sugiero que la terminación de madera, en un tono similar al de los muebles de cocina. Otra alternativa sería en color blanco.

De un metro hacia arriba, lo mejor será recurrir a estantes. La profundidad recomendada debe ser de entre 20 y 30cm, dependiendo de lo que vayas a ubicar. La idea es que cada área de guardado sean abierto a la altura de los ojos, haciendo que el espacio se vea más amplio.

Recomiendo que los muebles y el sillón elegidos tengan patas y sean lo menos compactos posible. Este recurso permite que la superficie del piso se vea despejada. No recomendaría que pongas ningún tipo de carpeta o alfombra,

Respondiendo a la duda de nuestra anfitriona, prescindiría de elementos de guardado debajo de la ventana si no son necesarios.

El sillón debiera ser sólo de dos cuerpos. Así armarías el sector destinado a la TV.

Seguramente el foco en reuniones con amigos pase a ser la mesa de comedor, por su proximidad al living. Evitaría entonces el uso de una mesa ratona en un lugar central. Quizás sí podés sumar una como apoyo al costado del sillón, con pocos elementos encima, como para trasladarla al centro cuando sea necesario. La superficie libre en el centro hará que la circulación sea más fluida.

En cuanto a la paleta para todo el ambiente, es mejor que sea neutra para contribuir a la amplitud del espacio. Sí apostaría a los detalles de color en almohadones, objetos e, incluso, en las puertas de algún mueble bajo. Me gustó esta idea de Lailocha para incluir un tono en el sector de la barra. Si se toma esta referencia a la hora de pintar, también habrá que hacerlo sobre las paredes que forman el sector de la heladera.

Lo ideal sería una paleta que va de los azules a los grises, colores que van a aportar profundidad, dando sensación de una mayor amplitud. Estas imágenes de Lailocha y Soylilian son más que elocuentes.

El blog team alentó la idea de armar un rincón para la pc, en el mismo lugar donde lo había imaginado nuestra anfitriona. Allí también se podría sumar color.

En cuanto a la iluminación, comparto la idea de Lucia: lo mejor será el uso de un riel para evitar tener una luz central. Con este riel podemos generar una iluminación más articulada en cada rincón. A la hora de elegir una luz puntual, podemos acudir a alguna lámpara baja, elemento que se puede ubicar al costado del sillón o sobre la oportuna mesa de costado que nombramos con anterioridad.

Bueno, esto es todo por hoy. Con las imágenes como referencia y estos consejos, nuestra anfitriona tiene material suficiente para empezar a ambientar su depto.

¡Buen fin de semana y nos reencontramos el lunes con un nuevo caso! .

LAS
+
VISTAS