Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$38,90
 
 
espacioliving.com

Cómo aprovechar el espacio debajo de la escalera

El arquitecto Gustavo Peláez te da algunos consejos a la hora de organizar este lugar de la casa; cómo encararlo y qué tener en cuenta para su armado

 

Por arq. Gustavo Peláez.

La semana pasada en el blog reDecorate nos tocó buscar una solución para el lugar debajo de una escalera y, por eso, hoy me gustaría darles algunos consejos para encarar este tipo de espacios y qué tener en cuenta a la hora de armarlos.

Por lo general, el tamaño de este espacio está supeditado al de la escalera. Si bien a primera vista puede resultarnos residual, hay varias formas de utilizarlo para ganar metros en la casa.

Si la escalera tiene 90 centímetros de ancho, una buena alternativa es ubicar una mesa o zona de computadora. En este caso, el ancho del escritorio debe ser de entre 50 y 60 centímetros (aún si contamos con un monitor plano). Un secreto: es importante procurar no estar enteramente debajo de la escalera para evitar la sensación de encierro. También es primordial que las funciones principales se concentren donde el hueco sea más grande, para que no nos quede todo comprimido. Si tenemos la suerte de contar con un lugar de mayor profundidad, podemos crear un cerramiento que nos ayude a mantener el orden en general cuando ese espacio no se utiliza.

Otra buena alternativa es utilizar el lugar para ubicar el televisor. E n esta imagen pueden ver cómo se planificó un área para mirar la tv. En estos casos debemos tener en cuenta la circulación en el sector (no debe cortarnos constantemente la visión). El televisor no tiene que quedar arrinconado; lo ideal es que tenga un cierto aire alrededor para evitar el efecto cajón y no arruinar la calidad del sonido proveniente del aparato.

Una buena forma de diseñar este espacio multimedia es contener todos los elementos electrónicos en estantes. Éstos deben ser suficientemente resistentes como para soportar el peso de los objetos que allí ubiquemos. También, si la escala lo permite, podemos optar por un mueble bajo para apoyar los equipos.

Qué evitar: la sensación de encierro. Para ello los muebles deben ser agradables a la vista, invitarnos a permanecer en el sector. Además, aquí es fundamental la elección del color para la pared (por qué no, puede optarse por un lindo papel). La calidad de la iluminación también es vital: elegir algún tipo de spot o riel que nos dé una luz pareja sobre todo el largo de la escalera, nos va a ayudar en la construcción de un espacio que no nos dé sensación de ahogo.

Por último, los amantes de los vinos pueden destinar el espacio bajo la escalera para armar su propia bodega. Aquí cada caso es particular; por eso es importante la consulta a un profesional que nos garantice la conservación de las botellas en óptimas condiciones.


Foto: ddecoracion.com.

LAS
+
VISTAS