Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$38,90
 
 
espacioliving.com

Opciones para proteger tu casa de los insectos

El arquitecto Gustavo Peláez te cuenta cuáles son y cómo funcionan los distintos sistemas para evitar la invasión de mosquitos

 

Cuando llega el calor tenemos que estar preparados para abrir las ventanas sin que se nos llene la casa de mosquitos y otros insectos. En estos casos, el recurso más simple y efectivo es el mosquitero; por eso, veamos qué opciones ofrece el mercado.

Antes de salir a buscar una solución, debemos contemplar el tipo de abertura y cómo funciona (si se trata de una ventana de abrir o corrediza, una puertas, etc.).

El mosquitero más simple es aquel que cuenta con marcos metálicos o de madera y una malla que puede ser plástica o de fibra de vidrio. El sistema es ideal para aberturas que no tienen comunicación con otros ambientes, como pueden ser las ventanas en altura o una abertura de baño.

Este modelo puede construirse en casa, comprando las guías laterales (para armar la estructura) y una red que viene en rollos de 1 y 1.20 metros de ancho. Cómo se hace: tomamos las medidas de la ventana (¡deben ser exactas!) y cortamos los listones respetando las medidas, primero en forma recta y luego los ingletamos, esto es, los cortamos a 45° -como los extremos de un marco de cuadro). Si la ventana es muy ancha quizás necesitemos un travesaño en el bastidor para que no pierda rigidez. El próximo paso es encolar, pegar y dejar secar el armazón durante 24 horas. Luego colocamos la malla con una engrampadora y le ponemos un contramarco para que sea más resistente y nos dé mejor terminación. Por último ubicamos el mosquitero en la abertura, siempre desde el exterior, y lo sujetamos con clavitos sin cabeza.

Otra opción para proteger la casa de los insectos es la versión desmontable de los mosquiteros. El plus es que este tipo se puede extraer y facilita la limpieza de la carpintería. Su construcción es similar a la anterior. Se suma un marco adicional en forma de "L" para sostener la estructura. Entre ésta y el marco debemos dejar una mínima luz para que la madera trabaje. Para sellar esa pequeña abertura, se coloca un burlete.

Otra alternativa es hacer un mosquitero corredizo. Aquí la guía debe tener forma de "U" para permitir que la estructura se deslice por la base.

Por último, existe una versión de mosquitero que es enrollable. El sistema es como el de las cortinas roller: tiene guías laterales por las que se desliza la malla de red. Aunque es la alternativa más costosa, resulta infalible porque no deja intersticios por los que puedan colarse insectos. Acá les dejo un video para que vean cómo se coloca este sistema..

LAS
+
VISTAS