Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$73,90
 
 
espacioliving.com

Scrapbooks: recortes de uno mismo

Si hay algo que le concedo a Internet como punto a favor, es la inagotable fuente de inspiración que representa. No importa qué tipo de cosas o estilos te gusten, siempre vas a encontrar algo que te llene el alma. Archivamos fotos, guardamos links en nuestros Favoritos y compartimos hallazgos con nuestros amigos. ¿Pero qué había o qué hacíamos antes de Internet? Seguramente muchas cosas y, entre otras, cuadernos de recortes o, como también se los conocen, scrapbooks. Agus Yornet, presentada hace muy poco por su papá en este espacio, es una talentosa creadora de scrapbooks. En este link podemos ver un ejemplo.

 

Las dos páginas que vimos arriba pertenecen a Victoria Pichel, alta bloggera con Piel de Gallina y recolectora de bibliotecas en Show Me Your Books (recomiendo su visita: se sacan buenas ideas para armar bibliotecas y para leer). Sus scrapbooks son famosos en Facebook y están tan bien hechos que me pareció buena idea presentarles su obra.

 

Ella nos cuenta: "Mis scrapbooks son, en teoría, un resumen muy espontáneo de TODO lo que me gusta, o quisiera tener, estéticas que me gustan o quiero lograr, looks, situaciones, etc. El resultado final también tiene mucho que ver con el estado de ánimo con el cual estaba mientras lo armaba... algunos salen más inspirados, otros muy flojos". Yo no comparto esa última afirmación, ¡a mí siempre me encantan sus creaciones!

 

Para armarlos, vemos que reúne recortes de revistas, blondas, muestras de telas, puntillas, papeles y otros materiales, anotaciones escritas con linda caligrafía y marcadores, sellitos y hasta cintas adhesivas que le permiten seguir escribiendo cosas (ideas, dibujos, frases que inspiran, etc.). Estos cuadernos intervenidos son una radiografía exacta de sus gustos y aspiraciones, y salen al rescate cuando anda escasa en inspiración. "Cuando estoy medio sin rumbo (estético, anímico), cazo uno de esos cuadernos de recortes y me hago recordar a mi misma todo lo lindo del mundo".

 

Es un lindo mensaje poder atesorar todas aquellas cosas que te hacen sentir bien y poder compartirlas con tu gente cuando quieras. No necesitás mucho más que tiempo, plasticola, cinta adhesiva, recortes, marcadores y un poco de paciencia para crear cada página y encontrar la forma de expresarte. Pienso en que son pequeñas extensiones tuyas que podés inclusive tener al alcance de la mano de las visitas, abiertas en alguna página en especial que imprima color a ese escritorio, mesa, estante o cualquier rincón donde esté. ¿Ustedes qué piensan? ¿Ya incursionaron en este inspirador camino alguna vez? .

LAS
+
VISTAS