Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$40,90
 
 
espacioliving.com

Abrigame que me gusta

La casa de Nati tiene tanto que da para dos posts. El lunes los puse a pintar botellas y latas, pero hoy los voy a poner a trabajar con lanas y telas. A ver qué les parecen estas ideas…


 


 


Al vivir en un monoambiente, Nati tuvo que elegir muy bien qué muebles formarían parte de su hogar que cumplieran su rol, sumaran espacio de guardado y no interfirieran con el ingreso de la luz natural. Así fue como determinó su living, que se compone por un sillón grande (¡y muy cómodo!), una mesa ratona y un mueble con rueditas que ella asignó como banco. Pensé que era frágil pero no, me senté y no pasó nada. Para hacerlo más confortable, le encargó un almohadón a medida a Paz Rocco, de La Terraza (pazrocco@hotmail.com) con telas que ella mismo eligió.

Otro detalle que me gustó fue cómo utilizó un juego de posa vasos tejidos por Labandelú Deco como contorno de maceta.


 


 


Y si de tejidos hablamos, el que se lleva el premio a la buena idea son estas perchas forradas de Vero Farías que Nati usó para colgar su primorosa colección de aros y collares:


 


 


Con estas tres perchas Nati le puso color a una pared de paso, organizó prolijamente todos sus accesorios y encontró la forma de lucirlos como si fueran un objeto de decoración más de la casa. Lo bueno es que este recurso se puede repetir fácilmente con perchas de tintorería, remantes de tela, géneros que queramos reciclar (como algún mantel viejo), o lana de colores y buena predisposición. Puntualmente forrar con lana debe llevar su tiempo… ¿Qué tal si nos armamos de paciencia y lo acompañamos con este tema ?.

LAS
+
VISTAS