Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$40,90
 
 
espacioliving.com

¿Qué ambientación elegirías para tu fiesta?

Te mostramos una galería de ambientaciones para eventos, desde un casamiento o un cumpleaños de 15 hasta un cocktail o una fiesta patria. Las hicieron ocho especialistas en el Marriott Plaza Hotel. Miralas y contanos cuál te gusta más.

Fundado en 1909 por Ernesto Tornquist, el Plaza es el más antiguo de los hoteles de lujo de Latinoamérica. En su edición 2010, el Open House en el Marriott Plaza Hotel exhibió ocho propuestas en ambientaciones , que dieron cuenta de las tendenciasdel mercado.

Ellos fueron:

Ramiro Arzuaga – Un papá de verdad

 
Foto: a

Ramiro Arzuaga propuso en su espacio una velada en familia con todos los detalles de una gran fiesta. El homenajeado fue su propio padre, Néstor Arzuaga, de 85 años.

En esta propuesta, muebles de estilo se mezclan con muebles súper modernos. Mesas antiguas laqueadas en negro, una gran pista de metal pulido y un enorme telón de leds completan el mix entre lo tecnológico y lo clásico.

Sobre el telón de leds, una gigantografía de una vieja foto de Ramiro con su padre y un LCD donde se puede ver una sucesión de fotos de toda la vida de Néstor.

Para sólo 13 invitados , sillones en pana negra con bordes tallados apenas dorados y refinadas lámparas de pie se componen con las lámparas de mesa. Almohadones con letras y palabras en blanco y negro.

Como centros de mesa, novedosos origamis luminosos.

Y las corbatas en las gamas de los grises y plateados, como originales lazos en las sillas con fundas negras.

Lo más importante: la vajilla diseñada por Ramiro Arzuaga, de su propia marca, realizada especialmente para el Día del Padre , con frases divertidas para los papás.

Milagros Resta – Alicia en el país de Milagros

 
Foto: a
Inspirada en el relato de Lewis Carrol , Milagros Deco recuperó toda la magia de la aventura de Alicia y la convirtió en una mesa de té inolvidable. Se jugó con textiles actuales y antiguos para diseñar los manteles que dan la presencia a esta mesa de 7 metros de largo.

La vajilla de época y los copones de cristal invitaron a recorrer cada detalle y disfrutar del colorido y las texturas. Para el toque final, se armó todo el arte que envuelve la mesa, cuya inspiración fue el personaje del sombrerero , creador de la hora del té y del feliz no-cumpleaños .

Grandes flores en tul con dijes , galeras decoradas y cartas gigantes terminaron de crear la atmosfera de un té fantástico en el siglo XIX.

M&T Ambientaciones, de Malena y Titi Funes – Con aire provenzal

 
Foto: a

Inspiradas por este estilo francés , diseñaron una mesa de novios fresca, romántica, muy europea, súper elegante con toques rústicos. Para lograr este clima tan de la Provenza jugaron con muebles, biombos y baúles decapados en tonos off white, árboles podados con líneas geométricas y arreglos tipo topiarios, platos de sitio de esterilla patinada, antiguos manteles de lino bordados a mano, encajes y puntillas junto con borlas de yute, diferentes bases de piedra labradas, copones y candelabros de óxido, bandejas de cristal con cookies y cupcakes. Sobre fuentones de piedra , se destacaban las esferas de claveles blancos, así como también la central de rafia entrelazada con encajes y hojitas de smilax . Rodeando la mesa, varios dressoires con muchos faroles símil antiguo repletos de velas, arreglos altos de hojas de magnolia, espejos labrados en tonos marfil.

Victoria Randazzo – Oro y cristal

 
Foto: a

Esta ambientación fue realizada con exclusivos diseños florales en rosas rojas importadas de Ecuador , cadenas y agujas de cristal checoslovaco facetados, velas en distintas alturas y candelabros de cristal.

La protagonista de la fiesta es la mesa principal, con platos de porcelana ribeteados en oro Aída de 1930 bañados en oro de su abuela y copas de cristal tallado St. Louis, así como un imponente presentoire con jardinera colmada de rosas rojas y sostenida por ángeles de bronce de Carlos Pallarols.

En la misma mesa de los novios , un impresionante ramo de rosas blancas con sus pétalos exteriores rojos y trabajados por finísimo alambre con perlas .

Casi a lo largo del salón la pista de baile, pintada a mano en los mismos tonos de la ambientación y demarcada con dos hileras de bolas de espejo , la barra de tragos del hotel. Mesas de bar con banquetas altas, sillones antiguos y butacones capitoneé de estilo Luis XV y XVI , con almohadones de pana y cintas de hilos de oro.

Otro toque es el espacio de Martín Repila, quien se encuadra en un "Trumeau" de 1930 , estilo Jansen (alto estandarte de decoración francesa) de César Ojeda. Se destacan los más de cuatro metros de altura de esta pieza histórica, para realzar la presencia del DJ, considerando que no solamente es el autor de la ambientación musical sino que también ejerce un papel preponderante para que su puesta en escena se potencie, dependiendo de la iluminación elegida.

Chapeau – Edén

 
Foto: a

Edén, interpretado por Chapeau Ambientaciones, trabajó en la representación de la pureza y frescura en un lugar cerrado dentro del circular salón Colonial. Para esto utilizaron paneles de terciopelo negro, con luces leds que representaban las estrellas cambiando de color del azul al plateado en forma intermitente. La iluminación en colores claros y la música ambiental natural junto al sonido del agua generaron un entorno de ensueño. Numerosas flores blancas y en el centro del salón, el protagonista de la escena, el árbol de la tentación , armado con flores rosas, caireles, velas y la legendaria manzana.

Isabelle Firmin Didot – Bar Didot

 
Foto: a

El espacio fue creado para el sector de recepción de un evento que puede ser un cumpleaños o agasajo para 50 personas. La diversidad de elementos y texturas como terciopelos, linos, algodones, flores, limones, hojas verdes, madera, metales y porcelanas con baño de oro y plata, junto con los colores utilizados -violáceos, grises, crudos, ácidos- junto a la infaltable presencia de las velas, crean la calidez deseada para la ambientación de este cocktail.

La circulación de este espacio está marcada por una tarima blanca con un importante arreglo de hojas verdes, limones y flores, rodeada por sillones blancos con variedad de almohadones. Enmarcando este espacio, se ubicaron mesas de madera de nogal con silloncitos individuales con almohadones verde lima.

SB Ambientaciones, de Caro Ghio y Sole Sáenz Briones – Noche de flores

 
Foto: a

Quisieron crear un ambiente moderno pero a la vez cálido , utilizando los blancos y negros.

Se puntualizó mucho en los detalles, desde las flores . Se armaron desde esferas de flores naturales simples, como gisofilas y margaritas, hasta cubos de vidrio con orquídeas y hojas de espárragos.

Otro de los detalles que quisieron cuidar fueron los servilleteros de organza negros hechos a mano, los cubremanteles floreados negros y blancos, las copas antiguas de los años ´50 -diferentes entre sí- y maceteros con eugenias naturales forrados también con géneros estampados.

El perímetro fue entelado íntegramente en negro, y se colgó un espejo de pared tallado acompañado en otro sector con una cómoda, también de espejo tallado con un gran florero de azucenas.

Los dos detalles novedosos son las sillas tiffany negras y la pista de baile de espejos.

Gloria César – Fiesta patria

 
Foto: a

Este espacio es un tributo al Bicentenario . Una mesa para 38 personas que convocó a una imaginaria y utópica comida para festejar por nuestra patria. Los invitados -con sus respectivos cartelitos, porque la ubicación es clave en esta celebración- son: Eduardo Duhalde, Fernando De la Rúa, Ricardo Alfonsín, Estela Carlotto, Gabriela Michetti, Pino Solanas, Aníbal Fernández, Nilda Garré y, en el centro, la presidenta Cristina Fernádez de Kirchner , quien de un lado tiene al cardenal Bergoglio y del otro, a Julio Cobos, quien a su vez tiene a su lado a Julio De Vido. Continúan como en fila: Elisa Carrió, Guillermo Moreno, Horacio Verbitsky, Hermes Binner, Magdalena Ruiz Guiñazú, Carlos Reutemann, Jorge Lanata, Felipe Solá, Mario Das Neves, Mariano Grondona, Raúl Castells, Alfredo de Angeli, Luis D’Elía, Francisco de Narváez , Hebe de Bonafini y Ernestina Herrera de Noble frente a la presidenta y al lado de Néstor Kirchner. A su lado, en hilera, siguen Mauricio Macri, Norberto Oyarbide, Guillermo Montenegro, Mercedes Marcó del Pont y Martín Redrado.

Sobre la mesa se dispusieron, en forma de lluvia, papelitos celestes y blancos que caían tipo fiesta , porque además este año se suma el Mundial de fútbol y hay mucho festejo. Todo es en blanco y celeste. Las sillas, blancas. Hay escudos, escarapelas, banderas y, como centro de mesa, se colocaron yuyos , para recordar cuando la presidenta habló del éstos haciendo referencia a la soja. Después, vino tinto Malbec, tributo Bicentenario de Catena Zapata, que es muy nuestro; y un menú que tiene como primer plato chorizos bombón, empanadas de humita, tamales, luego locro, asado con cuero y como postres quesillo de cabra con higos, pastelitos de membrillo y batata y merengue con dulce de leche. .

LAS
+
VISTAS