Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$79,90
 
 
espacioliving.com

Diseño de autor: Egg Chair de Arne Jacobsen

Es uno de los diseñadores más prolíficos del siglo XX y con algunas de las piezas de mayor reconocimiento en el público. Entrá y conocé su historia

 
Arne Jacobsen. 

Parece mentira que de todas los diseñadores y piezas que abordamos en esta suerte de sección, recién ahora nos acordemos de Arne Jacobsen. Claro está que se trató sólo de un lapsus mental y no de una animosidad contra este destacado diseñador danés. Lo prolífico de su obra nos debería haber llamado la atención con anterioridad, y es la que hoy mismo nos convoca.

Nacido en 1902, Jacobsen ingresó al mundo del diseño por la arquitectura. Sus primeros pasos fueron como albañil hasta que a los 22 años ingresa en Real Academia de Artes de Copenhague (donde años después se formaría su par Verner Panton). Como estudiante de arquitectura se embebe de las ideas de la Bauhaus, la vanguardia que prima por aquella época.

La Segunda Guerra Mundial lo obliga a emigrar hacia Suecia, viaje que realiza en un bote a remo para escapar del ejército nazi. Allí se sumerge en la vanguardia nórdica (donde se formaron diseñadores como Eero Saarinen,Alver Aalto y Eero Aarnio) y empieza a trabajar en el diseño de piezas para interiores.

Tras la Guerra, Jacobsen vuelve a su Dinamarca natal y comienza a experimentar con materiales para interiores, aprendida durante su estadía en Suecia, a medida que desarrolla su vocación como arquitecto.

En 1958 es convocado para realizar el hotel Radisson SAS Royal en Copenhague. El edificio resultó ser una obra de arquitectura moderna, con trabajos en acero y aluminio todavía inexplorados para la época. También se convirtió en el primer rascacielo y un símbolo de la capital danesa.

Pero este trabajo no sólo de destacó por su estructura, sino también por sus interiores. Jacobsen se tomó el trabajo de desarrollar la ambientación de la habitación 606 del hotel. Así es como nacieron dos de sus obras más reconocidas: la Egg Chair y la Swan Chair. Estas dos piezas trascendieron las paredes del Radisson SAS Royal Hotel y se convirtieron rápidamente en muebles codiciados. La Egg chair se convirtió en un símbolo del diseño moderno, protagonizando algunas de las escenas del film futurista "2001: Odisea del espacio".

Luego de confeccionar las piezas para el hotel, Jacobsen realizó una edición limitada de sillas que se vendían al ridículo precio de u$s60 mil cada una.

Hoy, a 50 años de su creación, la demanda por este particular diseño sigue gozando de plena vigencia. La silla Egg es una de los modelos estrella de la firma sueca Fritz Hansen.

Encontrá más ideas para tu casa en el Room Finder. Si estás pensando en reformar tu casa, entrá al Direccionario de espacioLiving.com

Mirá estas otras notas sobre muebles de diseño: Silla S de Verner Panton | Diseño de autor: la silla Wassily | Diseño de autor: la silla Ball | Diseño de autor: silla Paimio | Bauhaus: 90 años a la vanguardia | Ambiente 2009: balance y tendencias de la feria | Diseño de autor: silla Diamond | El nuevo juego de la silla | Diseño de autor: silla Tulip | Arquitectura: Victoria Ocampo y el racionalismo | Manifesto by Furia en el BAFWeek 2009 | Manifesto llega a TiendaMalba | Le Corbusier: el arte de la arquitectura | Philippe Starck tiene su propio reality show | Sillas con el sello de Leonardo | 150 años de un clásico | Conocé las mejores piezas IMM-Cologne | Grandes diseños, muebles chicos | Muebles que sólo viste en tus sueños.

LAS
+
VISTAS