Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$40,90
 
 
espacioliving.com

Cómo planear el cuarto para tu primer bebé

Romina Kaczka, de Mamaiña, nos dio algunos consejos para tener en cuenta a la hora de pensar en una habitación para niños

La llegada de un hijo viene acompañada de la necesidad de hacer algunas reformas en casa. En la medida de lo posible se hace necesario crear un espacio exclusivo para el recién nacido; y esto no sólo implica un lugar donde dormir, sino también un espacio donde va a pasar sus primeros años de vida.

Para que nos ayude a pensar un listado de "infaltables" a la hora de planear la habitación de un bebé, recurrimos a Romina Kaczka, de Mamaiña, quien nos dio los siguientes consejos:

* Ambientación: a la hora de planear el cuarto, es conveniente elegir colores suaves para paredes, muebles y blanquecía. Esta gama de es ideal para no cansarse demasiado rápido y, además, crea un ambiente calido, donde el bebe pueda dormir y descansar.

* Ropa de cama: las sábanas tienen que ser en lo posible de 100% algodón para evitar posibles alergias. Hay que asegurarse que la chichonera debe cubrir los cuatro lados de la cuna, para evitar golpes; hay que tener en cuenta que los bebés se mueven mucho y cambian de posición durante el sueño.

* Cuna: las barandas de las cunas deben tener como mínimo 9cm entre los barrotes para evitar que entre la cabecita del bebé.

* Muebles: es aconsejable que se elijan en módulos ya que, al ir creciendo, el bebé va teniendo diferentes necesidades. De esta manera, se pueden ir cambiando de lugar, agregando o quitando partes, como para que se adapten a la edad del bebé y no tener que cambiarlos al poco tiempo.

* Práctico: es importante pensar en un lugar especial para el cambiado. Si se optó por una cuna funcional, seguro que ésta ya lo incluye. SI, en cambio, se elige algún tamaño más pequeño de cuna, lo ideal es pensar alguna cómoda o cambiador como complemento.

* Colores: como comentamos más arriba, es preferible las gamas más cálidas. Los clásicos como rosa, celeste, blanco y natural jamás pasan de moda. Pero no hay que conformarse con un sólo color, también existen otras combinaciones más delicadas como: rosa y verde, rosa y amarillo, lila y verde, celeste y verde. Ahora se sumaron algunas combinaciones un poco más fuertes como celestes con detalles de azul y rojo, rosa con rojo o magenta, para los que quieren romper con la monotonía.

 


Por Romina Kaczka, directora de Mamaiña

Otros Expertos de espacioliving.com: Ideas para actualizar tu cocina | Cómo elegir un aire acondicionado | Domótica | Tecnología en la cocina | Cómo elegir cortinas para la cocina | Construcción en seco para interiores | Consejos para reformas exitosas

Si estás armando un cuarto para bebé, entrá al Direccionario de Espacioliving.com y encontrá todo lo que necesitás. .

LAS
+
VISTAS