Revista Living Suscribite a Living y recibí tu tarjeta Club LA NACION
$40,90
 
 
espacioliving.com

Ideas prácticas para monoambientes

Una especialista acerca algunos consejos para elegir la cama de un departamento de pocos metros

Cuando vivimos en un monoambiente de tamaño reducido, generalmente, el espacio es insuficiente para guardar todo lo que necesitamos. Para resolver esta dificultad, el ingenio es la herramienta más efectiva.

A la hora de elegir la cama tenemos por lo menos tres o cuatro opciones básicas:

* Futón: actúa como sillón y como cama rebatible

* La cama con sommier doble: el colchón se apoya sobre una estructura muy sólida de base y conforma una unidad visual;

* La chaise longue : estilizado diseño de la época de Madame Pompadour (siglo XVIII) actualmente en boga, cuya única desventaja radica en que tiene capacidad para una sola persona;

* La cama común con estructura de madera, que soporta un colchón.

Particularmente, optaría por la última opción, es decir el colchón apoyado sobre un "catre" ya que el espacio inferior nos permite crear un espacio de guardado. Aunque según las reglas de la radiestesia y el Feng Shui es conveniente que el aire circule por debajo de la cama, en el caso de los departamentos de un ambiente no tenemos otra opción por lo reducido del espacio. Para minimizar sus efectos, podemos proteger nuestro cuerpo con una manta de cobre o de determinados minerales debajo del colchón, que actúa como protectora de las radiaciones electromagnéticas del ambiente.

Volviendo al espacio que queda debajo de la cama, podemos optimizarlo utilizando cajas, que podemos comprar ya forradas en tonos interesantes y con buenas terminaciones. Una segunda alternativa es hacer cajones de madera o fibrofácil con rueditas a medida con la ayuda de un carpintero. Estos cajones, además de ser útiles, permiten agregar diseño a la cama, gracias a las variedades del color, las texturas, los herrajes, etcétera.

Otra opción interesante para generar espacios de guardado es construir, con la madera que se desee, un sistema de cajones muy simples con puertitas, muy fáciles de realizar. Se colocan con tacos Fisher en lugares libres a los que podemos dar utilidad; por ejemplo, arriba del placard o en el espacio del taparollo. Su profundidad no debe superar los 30-35 cm, ya que estarán colgando de la pared, a menos que utilicemos ménsulas u otros sistemas.

Una preocupación frecuente entre los dueños de un monoambiente es cómo separar o individualizar el espacio para dormir del resto del departamento. Existen diferentes técnicas y materiales que trataremos en el próximo artículo. .

LAS
+
VISTAS